Señales antes del regreso de Cristo

Signo- señal: Dios nos da a conocer su voluntad por los acontecimientos -Génesis 24:12; Éxodo 3:12-; a veces anunciados por profetas: 1º Samuel 2:34; 10:17; 2º Reyes 19:29. Los milagros de Cristo son señales; Mateo 12:38. Señales de los tiempos del Mesías; Lucas 12:54; Señal del Hijo del Hombre: Mateo 24:30.

Lucas 12:54 También decía Jesús a la gente: “Cuando ustedes ven una nube que se levanta por el poniente, inmediatamente dicen: “Va a llover”, y así sucede. 55 Y cuando sopla el viento sur, dicen: “Hará calor”, y así sucede. 56 ¡Gente superficial! Si ustedes saben interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo es que no comprenden el tiempo presente? 57 ¿Cómo es que no son capaces de juzgar por ustedes mismos lo que es justo? 58 Mientras vas donde las autoridades con tu adversario, aprovecha la caminata para reconciliarte con él, no sea que te arrastre ante el juez y el juez te entregue al carcelero, y el carcelero te encierre en la cárcel. 59 Yo te aseguro que no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último centavo.

Comentario: Los signos que se manifiestan en torno a Jesús son suficientes para que todos puedan entender que ésta es la hora anunciada por los profetas en que los hombres deben convertirse, mañana será ya tarde (Ver versículos 57-59).  

“Comprenden el tiempo presente”: es difícil interpretar bien la historia. Sin embargo, pueden presentarse un conjunto de hechos que permiten discernir una hora decisiva dentro de la Historia Sagrada. El ministerio de Jesús marca una de estas etapas. Los acontecimientos referentes a la ruina de Jerusalén marcarán otra etapa (Ver Lucas 21:28).  

2º Tesalonicenses 2:1 Pero hablemos, hermanos, de esa venida de Cristo Jesús, nuestro Señor, y de nuestra reunión con él. Les rogamos 2 que no se dejen perturbar tan fácilmente. No se asusten por manifestaciones del Espíritu, o por rumores, o por alguna carta que pasa por nuestra, que dicen que el día del Señor es inminente.  

Comentario: “No se asusten…” en Tesalónica sucedía lo que es frecuente en toda comunidad perseguida: se daba la tendencia a evadirse de la vida real. Corrían rumores de que la venida de Cristo estaba muy cercana y la esperanza se convertía en histeria. Por eso Pablo recuerda algunas verdades que no son totalmente nuevas, pues el Antiguo Testamento había hablado más de una vez de las crisis que precederían al Juicio. No podemos tomar al pie de la letra todo lo que los profetas habían dicho al respecto, pues hablaban con imágenes propias de su tiempo. Sin embargo, todos concordaban en anunciar tiempos muy difíciles para los creyentes, y un triunfo casi total de los enemigos de Dios en un primer momento. Jesús no los había desaprobado.  

CUANDO CRISTO NOS VISITE- 1º Corintios 15:23 Pero se respeta el lugar de cada uno: Cristo es el primero, y más tarde le tocará a los suyos, cuando Cristo nos visite. 24 Luego llegará el fin. Cristo entregará a Dios Padre el Reino después de haber desarmado todas las estructuras, autoridades y fuerzas del universo.* 25 Está dicho que debe ejercer el poder hasta que haya puesto a todos sus enemigos bajo sus pies, 26 y el último de los enemigos sometidos será la muerte. 27 Dios pondrá todas las cosas bajo sus pies. Todo le será sometido, pero es evidente que se excluye a Aquel que le somete el universo.  

*24 Desconfiemos aquí de las imágenes simplistas: no hay más que un solo Dios. El Hijo, aquí, es la Palabra eterna de Dios hecha hombre, que se echó sobre sus hombros la segunda parte de la historia de la humanidad. Esta Palabra que está eternamente volviendo al Padre del cual nació, hace entrar en la eternidad de Dios a toda la creación, y no habrá otro comienzo de la nueva historia.  

1º Tesalonicenses 4:15 Les comunicamos al respecto una palabra del Señor: nosotros, los que ahora vivimos, si todavía estamos con vida cuando venga el Señor, no tendremos ventaja sobre los que ya han muerto. 16 Cuando se dé la señal por la voz del arcángel y la trompeta divina, el mismo Señor bajará del cielo. Y primero resucitarán los que murieron en Cristo. 17 Después nosotros, los vivos, los que todavía estemos, nos reuniremos con ellos, llevados en las nubes al encuentro del Señor, allá arriba. Y estaremos con el Señor para siempre. 18 Guarden, pues, estas palabras y confórtense unos a otros.  

NADIE, EXCEPTO EL PADRE, SABE EL TIEMPO DE LA VENIDA EN GLORIA DE SU HIJO- 1º Tesalonicenses 5:1 ¿Cuándo sucederá eso? ¿Cómo será? Sobre esto, hermanos, no necesitan que se les hable, 2 pues saben perfectamente que el día del Señor llega como un ladrón en plena noche. 3 Cuando todos se sientan en paz y seguridad, les caerá de repente la catástrofe encima, lo mismo que llegan los dolores de parto a la mujer embarazada, y nadie podrá escapar. 4 Pero ustedes, hermanos, no andan en tinieblas, de modo que ese día no los sorprenderá como hace el ladrón. 5 Todos ustedes son hijos de la luz e hijos del día: no somos de la noche ni de las tinieblas. 6 Entonces no durmamos como los demás, sino permanezcamos sobrios y despiertos. 7 Los que duermen, duermen en la noche, y los que se emborrachan, se emborrachan en la noche. 8 Nosotros, en cambio, por ser del día, permanezcamos despiertos; revistámonos de la fe y del amor como de una coraza, y sea nuestro casco la esperanza de la salvación. 9 Pues Dios no nos ha destinado a la condenación, sino a que hagamos nuestra la salvación por Cristo Jesús, nuestro Señor. 10 El murió por nosotros, para que, despiertos o dormidos, entremos junto con él en la vida.* 11 Por eso anímense mutuamente y edifíquense juntos, como ya lo están haciendo.  

Comentario: Cristo viene de noche, y los creyentes son hijos de la luz. Hay, a este propósito, toda una parábola. Los que siguen sus malos instintos pertenecen a las tinieblas y se esconden para hacer el mal. En cambio, los hijos de la luz son irreprochables, transparentes ante Dios y no tienen nada que ocultar. El no creyente duerme sin prever, mientras que el creyente vigila, por eso le gusta orar de noche, como si aguardara con el día la venida de Cristo.  

*10 Los creyentes dormidos, se levantarán cuando venga el Señor.

La visión cristiana de la historia: los libros proféticos presentaban los acontecimientos como juicios de Dios sobre la historia; los juicios sucesivos habían de desembocar en un juicio definitivo que pusiera fin al mundo presente.  

¿DE DONDE VIENEN LAS GUERRAS? - LAS AMBICIONES QUE NOS PIERDEN  

Santiago 4:1 ¿De dónde proceden esas guerras y esas riñas entre ustedes? De aquí abajo, por supuesto; son el fruto de las ambiciones que hacen guerra dentro de ustedes mismos. 2 Ustedes quisieran tener y no tienen, entonces matan; tienen envidia y no consiguen, entonces no hay más que discusiones y peleas. Pero si ustedes no tienen es porque no piden, 3 o si piden algo, no lo consiguen porque piden mal; y no lo consiguen porque lo derrocharían para divertirse. 4 ¡Adúlteros! ¿No saben que la amistad con este mundo es enemistad con Dios? Quien desee ser amigo del mundo se hace enemigo de Dios. 5-6 No sin razón dice la Escritura: el Espíritu que ha hecho habitar en nosotros y que nos da lo mejor es un Espíritu celoso.*  Y por eso añade: Dios resiste a los orgullosos, pero hace favores a los humildes. 7 Sométanse, pues, a Dios; resistan al diablo y huirá de ustedes; 8 acérquense a Dios y él se acercará a ustedes. Purifíquense las manos, pecadores; santifiquen sus corazones, indecisos. 9 Reconozcan su miseria, laméntenla y lloren. Lo que les conviene es llano y no risa, tristeza y no alegría. 10 Humíllense ante el Señor y él los ensalzará.

  *5-6 Éxodo 20:5- Proverbios 3:34. El espíritu que se nos ha dado no acepta que nos dejemos dominar por ambiciones procedentes de otra parte.  

DE LA CORRUPCIÓN A LA RUINA, POR ALEJARSE DE DIOS - Jeremías 9:1 ¿Quién me diera en el desierto una posada de viajeros, para dejar a mi pueblo e irme lejos de ellos? Porque son todos unos adúlteros, una pandilla de traidores. 2 Estiran su lengua como un arco; es la mentira, y no la verdad, lo que prevalece en este país. Si, van de crimen en crimen. ¡Y a Yavé no lo conocen!  3 Que cada uno desconfíe de su amigo y que tampoco cuente con su hermano, porque el hermano solo piensa en suplantar al otro, y el amigo anda levantando calumnias. 4 Se engañan unos a otros, nunca se dicen la verdad, su lengua está acostumbrada a mentir, y no pueden convertirse. 5 Se han establecido en la mentira y como mentirosos se niegan a reconocerme. 6 Por eso así habla Yavé Sabaot: “Voy a probarlos al fuego del crisol, ¿qué otra cosa puedo hacer con la hija de mi pueblo? 7 Su lengua es una flecha que mata, y sus palabras son mentiras; y mientras le desean al prójimo la paz, en su corazón, le preparan una trampa. 8 ¿Y no he de castigarles yo por estas cosas?, dice Yavé. ¿De gente como esta no me vengaré? 9 Lancen por los montes gemidos y lamentos, y un canto fúnebre por el pasto del desierto, porque ha sido quemado, y nadie pasa por allí, ni se oyen los mugidos del ganado. Desde los pájaros del cielo hasta las bestias, todas han huido, han desaparecido. 10 Voy a hacer de Jerusalén un montón de piedras, una guarida de chacales, y de las ciudades de Judá, un desierto donde nadie viva. 11 ¿Quién es bastante sabio para comprender estos acontecimientos? ¿A quién se lo ha dicho la boca de Yavé para que lo publique? ¿Por qué el país está perdido, incendiado como el desierto, por donde nadie pasa? 12 Yavé lo ha dicho: Es que han abandonado mi ley, que les había dado; no han oído mi voz ni la han seguido, 13 sino que, yendo tras la inclinación de su duro corazón se han marchado con los baales que sus padres les enseñaron.  

Comentario: Como dijimos respecto de 8:8, la sabiduría del creyente no es como una regla de vida individual que todos leerían igual en la Biblia y seguirían sin importar los lugares y el tiempo. La sabiduría está en comprender los acontecimientos: el pueblo de Dios debe responder al desafío que Dios presenta a los hombres mediante las circunstancias de ese momento.  

JESUS ANUNCIA SU VUELTA AL FIN DE LOS TIEMPOS   

LA DESTRUCCION DE JERUSALEN Y EL FIN DEL MUNDO: “NO QUEDARÁ PIEDRA SOBRE PIEDRA”- Mateo 24:1 Jesús salió del Templo, y mientras caminaba, sus discípulos le hacían notar las imponentes construcciones del Templo. 2 Jesús les dijo: “¿Ven todo eso? En verdad les digo: no quedará ahí piedra sobre piedra. Todo será destruido.”* 3 Como Jesús después se sentará en el Monte de los Olivos, los discípulos se acercaron y le preguntaron en privado: “Dinos cuando ocurrirá todo eso. ¿Qué señales anunciarán tu venida y el fin de la historia?” 4 Jesús les contestó: “No se dejen engañar 5 cuando varios usurpen mi nombre y digan: Yo soy Mesías. Pues engañarán a mucha gente. 6 Ustedes oirán hablar de guerra y de rumores de guerra. Pero no se alarmen; todo eso tiene que pasar, pero no será todavía el fin. 7 Unas naciones lucharán contra otras y se levantará un reino contra otro reino, habrá hambre y terremotos en diversos lugares. 8 Esos serán los primeros dolores de parto. 9 Entonces los denunciarán a ustedes y serán torturados y asesinados. Todas las naciones los odiarán por mi causa. 10 En esos días muchos tropezarán y caerán; de repente se odiarán y se traicionarán unos a otros. 11 Aparecerán falsos profetas, que engañarán a mucha gente, 12 y tanta será la maldad, que el amor se enfriará en muchos. 13 Pero el que se mantenga firme hasta el fin se salvará. 14 Esta Buena Nueva del Reino será proclamada en el mundo entero, y todas las naciones oirán el mensaje; después vendrá el fin.  

*2 La destrucción del Templo de Jerusalén consuma el fin de la Antigua Alianza y sus instituciones. Estos pasajes constituyen el último de los cinco discursos de Jesús (nota a 5:1-7,29), el llamado discurso apocalíptico. Este pertenece al género literario fruto de la corriente del mismo nombre: un movimiento judío amplio y vigoroso que consiste en interpretar la persecución y la conflictiva historia teniendo como clave la esperanza.  

¡JERUSALÉN QUE MATAS A LOS PROFETAS Y APEDREAS A LOS QUE TE SON ENVIADOS! - Mateo 23:37 ¡Jerusalén, Jerusalén, que bien matas a los profetas y apedreas a los que Dios te envía! ¡Cuantas veces he querido reunir a tus hijos, como la gallina reúne a sus pollitos bajo las alas, y tu no has querido! 38 Por eso se van a quedar ustedes con su templo vacío*. 39 Y les digo que ya no me volverán a ver hasta que digan: ¡Bendito sea el que viene en el nombre del Señor!  

*38 En este templo, corazón de la nación judía, descansaba la presencia de Dios. Dios lo abandona nuevamente (Véase Ezequiel 8), para ir a residir entre quienes han acogido a Jesús, encontrado en él, el templo verdadero.  

RESPUESTA DE JESÚS AL PUEBLO NO LO HA ACEPTADO - Lucas 19:41 Al acercarse y ver la ciudad, lloró por ella, 42 y dijo: “¡Si al menos en este día tú también conocieras los caminos de la paz! Pero son cosas que tus ojos no pueden ver todavía. 43 Vendrán días sobre ti en que tus enemigos te cercarán en trincheras, te atacarán y te oprimirán por todos lados. 44 Te estrellarán contra el suelo a ti y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán de ti piedra sobre piedra, porque no has reconocido el tiempo ni la visita de tu Dios.”  

CUÍDENSE DE LOS FALSOS PROFETAS- Mateo 7:15 Cuídense de los falsos profetas: se presentan ante ustedes con piel de ovejas, pero por dentro son lobos feroces. 16 Ustedes los reconocerán por sus frutos. ¿Cosecharían ustedes uvas de los espinos o higos de los cardos? 17 Lo mismo pasa con el árbol sano: da frutos buenos, mientras que el árbol malo produce frutos malos. 18 Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buenos frutos se corta y se echa al fuego. 20 Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus obras.  

LOS MAESTROS ENGAÑOSOS- 2º Pedro 2:1 Así como hubo falsos profetas en el pueblo de Israel, también entre ustedes habrá falsos maestros. Introducirán novedades dañinas, pero sin tardar se perderán por renegar del Maestro que los rescató. 2 Muchos imitarán sus vicios, y por su culpa será desprestigiado el camino de la verdad. 3 Los inspirará el amor al dinero, y se aprovecharán de ustedes con palabras engañosas. Pero su sentencia hace tiempo que está al acecho, y su destrucción es inminente.  

NO HAY OTRO EVANGELIO- Gálatas 1:6 Me sorprende que ustedes abandonen tan pronto a Aquel que según la gracia de Cristo los llamó, y se pasen a otro evangelio. 7 Pero no hay otro; solamente hay personas que tratan de tergiversar el Evangelio de Cristo y siembran confusión entre ustedes. 8 Pero aunque nosotros mismos o un ángel del cielo viniese a evangelizarlos en forma diversa a lo que hemos hecho nosotros, yo les digo: ¡Fuera con él! * 9 Se lo dijimos antes y de nuevo se los repito: si alguno viene con un evangelio que no es el que ustedes recibieron, ¡maldito sea! ¡Anatema! * 10 ¿Con quién tratamos de conciliarnos? ¿Con los hombres o con Dios? ¿Acaso tenemos que agradar a los hombres? Si tratara de agradar a los hombres, ya no sería siervo de Cristo.  

*8 Solo hay un Evangelio predicado por todos los Apóstoles, para cuyo servicio Dios ha escogido al apóstol Pablo (Romanos 1:1; 1º Corintios 1:17, Gálatas 1:15/16) y su contenido es la revelación del Hijo, Jesucristo- Romanos 1:1-4- , resucitado de entre los muertos - 1º Corintios 15:1-5; 2º Timoteo 1:10- después de su crucifixión- 1º Corintios 2:2- , en favor de todos los pecadores, judíos o paganos- Romanos 3:22/24-, que ha instaurado la economía de la justicia - Romanos 1:16 y sgtes.- y la salvación- Efesios 1:13-  que los profetas habían anunciado- Romanos 16:25-26; 1º Pedro 1:10.

*9 Anatema: En época de Saúl, esta palabra significaba una maldición o sentencia de reprobación. En el Nuevo Testamento, San Pablo utilizó este término para indicar la pérdida de todos los bienes o la exclusión de la sociedad de los fieles. Finalmente adquirió el sentido de excomunión.  

LAS FALSAS DOCTRINAS QUE VAN A EXPANDIRSE - 1º Timoteo 4:1 El Espíritu nos dice claramente que en los últimos tiempos algunos renegarán de la fe para seguir espíritus seductores y doctrinas diabólicas. 2 Aparecerán hombres mentirosos con la conciencia marcada con la señal de los infames. 3 Éstos prohíben el matrimonio y no permiten el uso de ciertos alimentos, a pesar de que Dios los creó para que comamos y luego le demos las gracias. Así lo hacen los creyentes que conocen la verdad. 4 Porque todo lo que Dios ha creado es bueno y no hay porque rechazar un alimento que se toma dando gracias a Dios; 5 es santificado por la palabra de Dios y la oración. 6 Si explicas estas cosas a los hermanos, serás un buen servidor de Cristo Jesús, alimentado con las enseñanzas de la fe y de la sana doctrina que has seguido. 7 Rechaza las fábulas esotéricas verdaderos cuentos de viejas, y ejercítate para la piedad.  

Judas 1:4 Porque se han infiltrado ciertas personas que ya estaban inscritas para esta condenación, gente impía que hacen de la gracia de nuestro Dios un pretexto para su libertinaje y niegan a nuestro único Dueño y Señor Jesucristo. Leer carta completa.  

Comentario: para entender el motivo de esta diatriba (afrenta), hay que aceptar que desde el comienzo las comunidades cristianas no estaban compuestas solo de santos. En un mundo donde hasta los violentos y los impuros hablaban un lenguaje religioso, algunas personas podían convertirse al cristianismo sin haber renunciado a sus deseos y sus malas acciones.  

ENSEÑARÁN DOCTRINAS FALSAS - Hechos 20:29 Sé que después de mi partida se introducirán entre ustedes lobos voraces que no perdonarán al rebaño. 30 De entre ustedes mismos surgirán hombres que enseñarán doctrinas falsas e intentarán arrastrar a los discípulos tras sí. 31 Estén, pues, atentos, y recuerden que durante tres años no he dejado de aconsejar a cada uno de ustedes noche y día, incluso entre lágrimas. 32 Ahora los encomiendo a Dios y a su Palabra portadora de su gracia, que tiene eficacia para edificar sus personas* y entregarles la herencia junto a todos los santos.  

*32 Aquí la Palabra de Dios es poderosa para construir a las personas: es todo el sentido de la lectura bíblica considerada como un sacramento.  

“YO SOY EL BUEN PASTOR” - Juan 10:1 “En verdad les digo: el que no entra por la puerta en el corral de las ovejas, sino que salta por algún otro lado, ese es un ladrón y un salteador. 2 El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. 3 El cuidador le abre y las ovejas escuchan su voz; llama por su nombre a cada una de las ovejas y las saca fuera. 4 Cuando ha sacado todas sus ovejas, empieza a caminar delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque conocen su voz.  5 A otro no lo seguirían, sino que huirían de él, porque no conocen la voz de los extraños.” 6 Jesús usó esta comparación, pero ellos no comprendieron lo que les quería decir. 7 Jesús, pues, tomó de nuevo la palabra: “En verdad les digo que yo soy la puerta de las ovejas. 8 Todos los que han venido eran ladrones y malhechores, y las ovejas no les hicieron caso. 9 Yo soy la puerta: el que entre por mi estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará alimento. 10 El ladrón solo viene a robar, matar y destruir, mientras que yo he venido para que tengan vida y la tengan en plenitud. 11 Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. 12 No así el asalariado, que no es el pastor ni las ovejas son suyas. Cuando ve venir el lobo, huye abandonando las ovejas, y el lobo las agarra y las dispersa. 13 A él solo le interesa su salario y no le importan nada las ovejas. * 14 Yo soy el Buen Pastor y conozco a los míos como los míos me conocen a mí, 15 lo mismo que el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre. Y yo doy mi vida por las ovejas. 16 Tengo otras ovejas que no son de este corral. A esas también las llevaré y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño con un solo pastor. 17 El Padre me ama porque yo doy mi vida para retomarla de nuevo. 18 Nadie me la quita, sino que yo mismo la entrego. En mis manos está el entregarla y el recobrarla: éste es el mandato que recibí de mi Padre.”

  *13 Quienes lo rechazan son, por el contrario, como ovejas condenadas a la explotación por parte de pastores asalariados (Véase Jeremías 23:1-2; Ezequiel 34), a quienes les preocupa únicamente la comodidad y la ganancia.  

Comentario: La Biblia anunciaba el día que Dios, el Pastor, vendría a reunir las ovejas dispersas de su pueblo, para que vivieran seguras en su tierra, Jesús es el Pastor, y ha venido para cumplir lo anunciado, pero no lo hará en la forma esperada. Los judíos pensaban que el Pastor les devolvería su antigua prosperidad y serían una nación privilegiada en medio de las demás naciones. Jesús, en cambio, precisa que su pueblo no se confunde con la nación judía. Va a sacar de entre los judíos a los que son suyos; de igual modo sacará a sus ovejas de otros corrales (16), es decir, de otras naciones fuera de la judía. Entonces se pondrá al frente de todas. Jesús no habla de encerrarlas en un nuevo corral, es decir, en una sociedad semejante a las de este mundo, sino que guiará a este pueblo sin fronteras hacia donde él sabe. El único rebaño, o sea, la única Iglesia, camina a lo largo de la historia y no identifica su destino con el de ningún pueblo o civilización, como tampoco se encierra en sus propias instituciones.

  JESUS, CAMINO HACIA EL PADRE- Juan 14:6 Yo soy el camino, la verdad y la vida.* Nadie va al Padre sino por mí. 7 Si me conocen a mí, también conocerán al Padre. Pero ya lo conocen y lo han visto.  

*6 ¿El Camino para los cristianos o para todos los hombres? Siempre Jesús será el camino hacia aquello que, en Dios, no puede ser alcanzado a partir de las religiones y de la cultura. Esto será siempre la inagotable riqueza y la asombrosa sabiduría del Dios- Amor.  

Jesús es el “Camino” porque nos conduce al Padre (1:18; 14:9); es la “Verdad”, porque nos revela el verdadero Dios (12:44-45); y es la “Vida”, porque la Vida eterna consiste en conocer al Padre presente en el Hijo (17:3).  

“Yo Soy el Camino con mi ejemplo, la Verdad con mi doctrina, y la Vida con mi Espíritu”  

CONOCER A DIOS ES VIDA ETERNA- Juan 17:3 Y ésta es la Vida eterna: conocerte a ti, único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesús, el Cristo.  

JESÚS, REVELACIÓN DEL PADRE- Juan 14:8 Felipe le dijo: “Señor, muéstranos al Padre, y eso nos basta.” 9 Jesús le respondió: “Hace tanto tiempo estoy con ustedes, ¿y todavía no me conoces, Felipe? El que me ve a mí ve al Padre. ¿Cómo es que dices: ¿Muéstranos al Padre? 10 ¿No crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Cuando les enseño, esto no viene de mí, sino que el Padre, que permanece en mí, hace sus propias obras. 11 Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Créanme en esto; o si no, créanlo por las obras mismas. 12 En verdad les digo: El que crea en mi hará las mismas obras que yo hago* y, como ahora voy al Padre, las hará aún mayores. 13 Todo lo que pidan en mi Nombre lo haré*, de manera que el Padre sea glorificado en su Hijo. 14 Y también haré lo que me pidan invocando mi Nombre.  

*12 Certeza de que nada será imposible para nosotros.  

*13 La oración cristiana de petición es un elemento necesario de nuestra relación con el Padre y el Hijo. En 16:26-28 será retomada esta afirmación en un contexto más amplio.  

Y REVELAR EN MÍ A SU HIJO - Gálatas 1:15 Pero un día, Aquel que me había escogido desde el seno de mi madre, por pura bondad le agradó llamarme 16 y revelar en mí a su Hijo para que lo proclamara entre los pueblos paganos. En ese momento no pedí consejos humanos.  

LA FE Y LA INCREDULIDAD- Juan 12:44 Pero Jesús dijo claramente: “El que cree en mí no cree solamente en mí, sino en Aquel que me ha enviado.  45 Y el que me ve a mí, ve a Aquel que me ha enviado.”  

LA PROMESA DEL ESPÍRITU SANTO O ESPÍRITU DE VERDAD: JESUS VUELVE AL PADRE PARA ABRIRNOS EL CAMINO A NUESTRA CASA EN DIOS  

Juan 14:15 Si ustedes me aman guardarán mis mandamientos, 16 y yo rogaré al Padre y les dará otro Protector que permanecerá para siempre con ustedes, 17 el Espíritu de Verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes lo conocen, porque está con ustedes y permanecerá en ustedes. 18 No los dejaré huérfanos, sino que volveré a ustedes. 19 Dentro de poco el mundo ya no me verá, pero ustedes me verán, porque yo vivo y ustedes también vivirán. 20 Aquel día comprenderán que yo estoy en mi Padre y ustedes están en mí y yo en ustedes.  

EL ESPÍRITU SANTO ES EL INTÉRPRETE Y MAESTRO - Juan 14:26 En adelante el Espíritu Santo, el Intérprete que el Padre les va a enviar en mi Nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho.  

Intérprete: persona que interpreta. // Persona que traduce de una lengua a otra, y especialmente la que lo hace de una manera simultánea. // Cosa que da a conocer afectos y movimientos del alma.

IMITEN A JESÚS HUMILDE- Filipenses 2:5 Tengan unos con otros los mismos sentimientos que estuvieron en Cristo Jesús: Él compartía la naturaleza divina, y no consideraba indebida la igualdad con Dios; sin embargo se redujo a nada, 7 tomando la condición de siervo, y se hizo semejante a los hombres. Y encontrándose como uno de ellos, 8 se rebajó a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9 Por eso Dios lo engrandeció y le dio el Nombre que está sobre todo nombre, 10 para que al Nombre de Jesús se doble toda rodilla en los cielos, en la tierra y entre los muertos, 11 y toda lengua proclame que Cristo Jesús es el Señor, para gloria de Dios Padre.

ESPÍRITU DE ERROR O DE MENTIRA - 1º Reyes 22:21 Entonces el Espíritu se acercó y se puso delante de Yavé: Yo, dijo, lo engañaré. Yavé le preguntó: ¿Cómo lo harás? 22 Respondió: Iré y me haré espíritu de mentira en la boca de todos sus profetas. Entonces le dijo Yavé: Tú lograrás engañarlo: anda y haz como has dicho. 23 Has de saber pues que Yavé puso un espíritu de mentira en la boca de todos los profetas que están aquí, porque Yavé ha decidido tu muerte.  

FRUTOS DE LA “CARNE”, O DEL HOMBRE QUE PERMANECE AJENO AL ESPÍRITU Y FRUTOS DEL ESPÍRITU DE VERDAD O ESPÍRITU SANTO- Gálatas 5:19 Es fácil reconocer lo que proviene de la carne: fornicación, impurezas y desvergüenzas; 20 culto de los ídolos y hechicería; odios, ira y violencias; celos, furores, ambiciones, divisiones, sectarismo 21 y envidias; borracheras, orgías y cosas semejantes. Les he dicho, y se lo repito: los que hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios. 22 En cambio, el fruto del Espíritu es caridad, alegría, paz, comprensión de los demás, generosidad, bondad, fidelidad, 23 mansedumbre y dominio de si mismo. Estas son cosas que no condena ninguna ley. 24 Los que pertenecen a Cristo Jesús han crucificado la carne con sus impulsos y deseos. 25 Si ahora vivimos según el espíritu, dejémonos guiar por el Espíritu; 26 depongamos toda vanagloria, dejemos de querer ser más que los demás y de ser celosos.  

Comentario: En el versículo 19 el texto dice “reconocer las obras de la carne”, y en el 22 leemos: “frutos”. Con la oposición entre las palabras obras y frutos (22), Pablo retoma la distinción que hizo en Romanos 6:23: por un lado, las consecuencias fatales del pecado, y por otro, los frutos gratuitos e inesperados de la vida nueva.  

SERÁ UNA PRUEBA TAN ENORME COMO NUNCA ANTES LA HUBO NI LA HABRÁ  

Mateo 24:15 Cuando ustedes vean lo anunciado por el profeta Daniel: el ídolo del invasor instalado en el Templo* (que el lector sepa entender), 16 entonces los que estén en Judea huyan a los montes. 17 Si estás en la azotea de tu casa, no te demores ni bajes a buscar tus cosas. 18 Si te hallas en el campo, no vuelvas a buscar tu manto. 19 ¡Pobres de las que en aquellos días estén embarazadas o criando! 20 Rueguen que no les toque huir en invierno o en día sábado. 21 Porque será una prueba tan enorme* como no ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni jamás la volverá a haber. * 22 Y si ese tiempo no fuera acortado, nadie saldría con vida. Pero Dios lo acortará en consideración a sus elegidos.  

*15 Mateo se refiere a la profecía de Daniel 9:27; 11:31; 12:11 la cual hablaba de “La Abominación de la desolación” o “del devastador” (o sea, el ídolo del invasor) instalada en el Templo: esta expresión recuerda a la profanación del Templo de Jerusalén en el 167 a.C., cuando Antíoco Epífanes instaló en él un ídolo pagano (1º Macabeos 1:54). Dentro del estilo apocalíptico, dicha expresión designa todas las profanaciones y apostasías que sobrevendrán en los últimos tiempos.

*21 Daniel 12:1. Otras versiones dicen “será una gran tribulación”. Tribulación significa adversidad, desgracia, pena.

LA ORACION DE DANIEL- Daniel 9:10 No obedecimos a Yavé nuestro Dios, no caminamos según sus leyes que puso delante de nosotros por medio de sus servidores los profetas. 11 Todo Israel desobedeció a tu Ley y se apartó de tu palabra; por eso cayeron sobre nosotros la maldición y las amenazas que están escritas en le Ley de Moisés, servidor de Dios, porque habíamos pecado contra ti. 12 Yavé cumplió las palabras que había pronunciado contra nosotros y contra los jefes que nos gobernaban. Hizo que cayera sobre nosotros una terrible desgracia; nunca se había visto bajo el cielo lo que pasó en Jerusalén. Leer completo.

LA PROFECÍA DE LAS SETENTA SEMANAS DE AÑOS- Daniel 9:24 Para tu pueblo y tu ciudad santa se han fijado setenta semanas, para que se termine el pecado, para expiar la ofensa, para que venga la justicia eterna, para que se cumpla la visión y la profecía, para ungir al Santo de los Santos. 25 Entiende bien esto: Desde la palabra sobre la vuelta y la reconstrucción de Jerusalén hasta un jefe consagrado, son siete semanas; luego pasarán setenta y dos semanas para reconstruir plazas y muros. Luego llegará el fin de los tiempos. 26 Después de las setenta y dos semanas, será eliminado un hombre ungido, sin que se encuentre culpa en él. Llegará un pueblo cuyo jefe destruirá la ciudad y el Templo: todo quedará sumergido y habrá guerras y desastres hasta el fin. 27 Durante una semana consolidará su alianza con muchos, durante media semana interrumpirá el sacrificio y la ofrenda. Junto al Templo erigirá la Abominación de la Devastación hasta el tiempo fijado para la ruina del devastador. Leer completo.

Comentario: la profecía que sigue, paralela a la de los capítulos inmediatos, se refiere a los acontecimientos de la persecución de Antíoco, pero en un estilo literario, alusivo y misterioso (ausencia de nombres propios, cifras convencionales redondeadas), que indica que el texto tiene un alcance más elevado. Al igual que el anuncio del reino mesiánico (Daniel 2:28 en adelante; 7:13), alcanzará su realización definitiva en tiempo de Cristo y de la Iglesia (Iglesia = pueblo de Dios). La era de plenitud descripta en el versículo 24 supera infinitamente una vuelta cualquiera a la paz, pero el detalle de los versículos 25-27, que describen los períodos precedentes, sigue siendo oscuro.

Símbolo: en el conjunto de la Biblia encontramos una rica y variada muestra de símbolos y expresiones simbólicas. El símbolo es una imagen (significante) con la que se representa una realidad (significado), a partir de la relación natural o convencional percibida entre significante y significado. Está formado por dos elementos: el sensitivo y el intelectual o imaginativo. El símbolo mantiene presente el plano real y hace que éste sugiera otro significado. Como imagen, el símbolo representa ciertas afinidades y diferencias con la metáfora y la alegoría. Se suelen distinguir varias clases de símbolos: “arquetípicos”, basados en la condición humana y en experiencias primordiales (Génesis 4:1-16), “culturales”, específicos de un pueblo o cultura (Jeremías 1:11/13), “históricos”, basados en acontecimientos históricos o legendarios; y “literarios”, productos del ingenio y la invención literaria. Dentro de la Biblia, es frecuente el lenguaje simbólico en la literatura lírica y profética y en algunos géneros y formas concretas, como la apocalíptica y las acciones simbólicas. Otras palabras relacionadas: Acción simbólica. Imagen. Metáfora.

Apocalíptica: El término apocalipsis significa “revelación” y sirve para designar, en particular, el último libro del Nuevo Testamento y de toda la Biblia. Pero también define una corriente espiritual, presente en el judaísmo tardío y en el cristianismo, y un género literario, escasamente representado en la Biblia (libros de Daniel y Apocalipsis), pero muy frecuente en la llamada literatura intertestamentaria (los llamados apócrifos del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento). El género apocalíptico tiene su antecedente en las escatologías proféticas y pretende transmitir una revelación sobre los acontecimientos que precederán a la definitiva y esperada intervención de Dios al final de los tiempos. Entre sus características más significativas hay que destacar la división de la historia en períodos y el recurso a un lenguaje enigmático y simbólico. El género incluye una amplia gama de sueños, visiones y mensajes misteriosos, cargados de alegorías y símbolos (animales, números, viajes, colores, etc.), transmitidos por ángeles u otros seres celestes al receptor elegido, que generalmente se identifica con un personaje venerado de la antigüedad (Moisés, Enoc, Abrahán, Isaac, etc). Palabras relacionadas: Apócrifos. Escatología. Número. Símbolo.

“ABOMINACIÓN” DESIGNA HABITUALMENTE UN ÍDOLO

Daniel 12:11 Desde el día en que se suprima el sacrificio perpetuo y en que se erija la Abominación de la Desolación, pasarán mil doscientos noventa días. 12 Feliz el que se mantenga en pie y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.

Comentario: el fin debía producirse después de tres años y medio, o sea, en 1150 días, como en 8:14. Pero como nada se produjo en la fecha fijada, se alargó el plazo en 12:11, y luego en 12:12.

LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN- Daniel 11:31 Sus tropas vendrán para profanar la fortaleza del templo, interrumpirán el sacrificio perpetuo y levantarán la Abominación de la Desolación. 32 Seducirá y corromperá a hombres infieles a la alianza, pero el pueblo de los que conocen a Dios se mantendrá firme en su comportamiento.

Abominación: en el contexto bíblico, todo lo relacionado con la idolatría y lo pagano, y lo que puede ser detestable a los ojos de Dios. Originalmente, los símbolos, los ritos, las imágenes, los sacrificios y las ceremonias entre otros muchos elementos, que no respondían a la tradición judía, eran considerados abominaciones. Más adelante, también se entendieron como abominaciones tanto los crímenes masivos- por ejemplo, la aniquilación de los inocentes- como todas aquellas conductas o situaciones que pudieran ser despreciables u ofensivas- adulterio, sodomía, zoofilia o relaciones sexuales durante la menstruación femenina (Levítico 18:19-23)- además de otras prácticas morales o culturales ajenas a los principios de la fe judía y la práctica del culto externo sin el acompañamiento de la convicción interna. El término también ha sido utilizado en otras culturas, como la egipcia, donde se llamaba abominables a los judíos por ingerir alimentos procedentes de animales sagrados para la religión del país del Nilo.

La expresión apocalíptica “Abominación Desoladora” o “Abominación de la Desolación”, hace referencia a una situación que, para los judíos, puede ser entendida como una espantosa profanación. Una abominación desoladora es la predicha por Daniel en relación a la profanación del Templo de Jerusalén llevada a cabo por Antíoco IV Epífanes, rey de los seléucidas, en su persecución de los judíos. En el año 167 a.C., el monarca seléucida elevó un altar dedicado al dios de la mitología griega ZAUS en el lugar en el que se encontraba el ara de los holocaustos, que los judíos utilizaban para ofrecer sus sacrificios.
También puede considerarse una profanación digna de este nombre la destrucción de la ciudad santa de Jerusalén por parte de las tropas romanas del emperador Tito, que intervinieron con gran dureza para reprimir la llamada rebelión de los zelotes, facción radical de la secta de los fariseos que propugnaba la más estricta observancia de la ley mosaica en todas las circunstancias de la vida. A pesar de las indicaciones de Tito para que el templo no fuera destruido, en el curso de los combates se incendió y quedó arrasado, por lo que el episodio, narrado por el historiador Flavio Josefo en su “Guerra de los Judíos”, es calificado como abominación por la tradición judaica.

EL TIEMPO DEL FIN- LOS QUE DUERMEN SE DESPETARÁN…” - Daniel 12:1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe, que defiende a los hijos de tu pueblo; porque será un tiempo de calamidades como no lo hubo desde que existen pueblos hasta hoy en día. En ese tiempo se salvará tu pueblo, todos los que estén inscritos en el Libro*. 2 Muchos de los que duermen en el lugar del polvo despertarán, unos para la vida eterna, otros para vergüenza y horror eternos*. 3 Los que tengan el conocimiento brillarán como un cielo resplandeciente, los que hayan guiado a los demás por la justicia brillarán como las estrellas por los siglos de los siglos. 4 Tú, Daniel, guarda en secreto estas palabras, que sean como un libro sellado hasta el momento del fin; muchos buscarán por aquí y por allá y la maldad irá en aumento.  

*1 El libro de los Predestinados o Libro de la Vida- Ver Éxodo 32:32- Lucas 10:20- Apocalipsis 3:5 y 13:18.  

*2 Este es uno de los textos más importantes del Antiguo Testamento sobre la resurrección de la carne.  

Daniel 12:5 Al levantar la vista, yo Daniel, vi a otros dos hombres que estaban en una y otra orilla del río. 6 Uno de ellos dijo al hombre vestido de lino que estaba encima de las aguas del río: “¿Cuándo se cumplirán estas cosas prodigiosas?” 7 El hombre vestido de lino que estaba por encima de las aguas del río levantó entonces sus dos manos al cielo y le oí que hacía este juramento por el que vive eternamente: “Todo se realizará en un tiempo, dos tiempos y un medio tiempo. Todas estas cosas se cumplirán cuando el pueblo santo esté completamente aplastado y sin fuerzas.” 8 Oía, pero no entendía. Hice entonces esta pregunta: “¿Señor mío, ¿cómo será el fin de las cosas?” 9 Me respondió: “Anda, Daniel, estas cosas permanecerán en secreto y ocultas hasta el momento del fin. 10 Muchos serán purificados, blanqueados y puestos a prueba; los malos harán el mal y no comprenderán, más los que tienen el conocimiento comprenderán. 11 Desde el día en que se suprima el sacrificio perpetuo y que se erija la Abominación de la Desolación, pasarán mil doscientos noventa días. 12 Feliz el que se mantiene en pie y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. 13 En cuanto a ti, Daniel, sigue hasta el fin de tu camino; irás a tu descanso y luego te levantarás al fin de los días para recibir tu recompensa.”

Muy importante es este texto en que por primera vez se habla de la Resurrección. El libro de Daniel habla de visiones y de ángeles igual que varios otros libros que se escribieron en el pueblo judío entre el año 200 antes y el año 100 después de Cristo. Estos libros son llamados apocalípticos, fueron escritos por sabios de ese tiempo para recordar el dominio de Dios sobre la historia. Todos usan, al igual que en el presente libro, visiones complicadas, cifras simbólicas, mensajes transmitidos por ángeles. Es una manera de captar al oyente. En el versículo 9:21, el ángel Gabriel explica la visión. Aquí se trata de otro ángel, Miguel. Se describe la historia como si los acontecimientos estuvieran determinados de antemano, escritos en el libro de Dios. A veces en el cielo hay luchas de ángeles que son abanderados de tal o cual nación. Así, Miguel, para el pueblo judío; así también en 10:3, otro ángel llamado “príncipe de los persas”. En el fin de este capítulo 12 hay una nueva cuenta con cifras simbólicas. No contiene más que las precedentes: la persecución que prosigue desde el tiempo en que se interrumpió el culto tiene que acabarse y, poco después, vendrá el fin.  

SE PRESENTARÁN FALSOS MESÍAS Y FALSOS PROFETAS- Mateo 24:23 Entonces si alguien les dice: Miren, el Mesías está aquí o allá, no le crean. 24 Porque se presentarán falsos mesías y falsos profetas, que harán cosas maravillosas y prodigios capaces de engañar, si fuerza posible, aún a los elegidos de Dios. 25 Miren que yo se lo he advertido de antemano. 26 Por tanto, si alguien les dice: ¡Está en el desierto!, no vayan. Si dicen: ¡Está en tal lugar retirado!, no lo crean. 27 Pues así como refulge el relámpago desde el oriente e inflama el cielo hasta el poniente, así será la venida del Hijo del Hombre. 28 En otras palabras: “Donde hay un cadáver, allí se juntan los buitres”.*  

Comentario: A los discípulos preocupados de cuándo sucederán estas cosas (24:3), Jesús les habla de algo más importante: los llama a la prudencia, a la vigilancia y al testimonio en los tiempos difíciles de la historia, que está por llegar a su fin. La venida final del hijo del hombre, será el momento que va a coronar la fidelidad de los seguidores de Jesús. Como un rayo que brilla, la venida del Hijo del hombre no pasará inadvertida y, como el revoloteo de los buitres, que delata la presencia de un cadáver, ciertamente se manifestará.  

*15 Daniel 9:27.  

*28 Este es un proverbio que alude probablemente al gran combate de los últimos tiempos y a la incitación dirigida a las aves de rapiña para que devoren los cadáveres de los enemigos de Dios caídos en la batalla (Exequiel 39:17:20). Ver Job 39:30.  

SI ALGUNO SE ATREVE A AÑADIR O QUITAR PALABRAS -Apocalipsis 22:18 Yo, por mi parte, advierto a todo el que escuche las palabras proféticas de este libro: “Si alguno se atreve a añadir algo, Dios echará sobre él todas las plagas descritas en este libro. 19 Y si alguno quita algo a las palabras de este libro profético, Dios le quitará su parte en el árbol de la vida y en la ciudad Santa descritos en este libro.” 20 El que da fe de estas palabras dice: “Si, vengo pronto.” Amén. Ven Señor Jesús. 21 Que la gracia del Señor Jesús esté con todos.  

Añadir: agregar, incorporar una cosa a otra. Aumentar, acrecentar, ampliar.  

Quitar: Tomar una cosa separándola y apartándola de otras, o del lugar o sitio en que estaba.

Plaga: calamidad grande que aflige a un pueblo, a la agricultura, que sobreviene a una persona: las siete plagas de Egipto (Éxodo Caps. 7 al 12). Fig. infortunio, pesar o contratiempo.  

Profecía: en general, lo que se afirma en nombre de Dios. El propio Cristo citó a las profecías como demostración de su divinidad y de su tarea divina.  

Eclesiastés 3:14 Vi que todo lo que hace Dios perdura para siempre; no hay nada que añadirle, nada que quitarle. Y Dios actúa de manera tal que se le respete.  

Sirácida 18:6 No hay nada que quitarles ni nada que añadirles; las maravillas del Señor permanecen impenetrables. 7 Cuando uno cree haber terminado, ni hace más que empezar; cuando se detiene en ellas, se siente sobrepasado.  

LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE- Mateo 24:29 Después de esos días de angustia, el solo se oscurecerá, la luna perderá su brillo, caerán las estrellas del cielo y se bambolearán* los mecanismos del universo. 30 Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre. Mientras todas las razas de la tierra se golpearán el pecho, verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con el poder divino y la plenitud de la gloria. 31 Enviará a sus ángeles, que tocarán la trompeta y reunirán a los elegidos de los cuatro puntos cardinales, de un extremo al otro del mundo. 32 Aprendan esta lección de la higuera: Cuando están ya tiernas sus ramas y empiezan a brotar las hojas, ustedes saben que se acerca el verano. 33 Asimismo, cuando ustedes noten todas estas cosas que les he dicho, sepan que el tiempo ya está cerca, a las puertas. 34 En verdad les digo: no pasará esta generación, hasta que sucedan todas estas cosas. 35 Pasarán el cielo y la tierra, pero mis palabras no pasarán. 36 Por lo que se refiere a ese Día y cuando vendrá, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles de Dios, ni aun el Hijo, sino solamente el Padre. 37 La venida del Hijo del Hombre recordará los tiempos de Noé. 38 Unos pocos días antes del diluvio, la gente seguía comiendo y bebiendo, y se casaban hombres y mujeres, hasta el día en que Noé entró en el arca. 39 No se dieron cuenta de nada hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos. Lo mismo sucederá con la venida del Hijo del Hombre: 40 de dos hombres que estén juntos en el campo, uno será tomado, y el otro no: 41 de dos mujeres que estén juntas moliendo trigo, una será tomada, y la otra no.*  

 *29 Bambolear: tambalear, vacilar, dar traspiés.  

Comentario: el versículo 24:32-36 se inicia en el discurso apocalíptico la exhortación de Jesús, que termina en Mateo 25:30 (nota a 24:1; 25:46). La llegada del hijo del hombre será sorpresiva, por lo que no podrá determinarse su momento preciso. Por tanto, como rebasa todo cálculo humano, es necesario estar atentos y vigilantes. Con la imagen de la higuera, Jesús invita a leer los signos de los tiempos frente a la inminente proximidad del fin. Jesús mismo garantiza el cumplimiento de sus enseñanzas (24:35); por tanto, el discípulo puede confiar totalmente en las palabras de su Maestro. La expresión de Jesús sobre “esta generación” que no pasará hasta que todo suceda (24:34) es difícil, quizá lo mejor es entenderla como una enseñanza acerca de la presencia permanente de Cristo: desde ahora vivimos una época nueva que no va a pasar, aunque el fin ya se esté acercando, así la invitación a permanecer firmes conserva siempre y en todo momento la misma fuerza. 

*40-41 La comparación de los dos hombres (y de las dos mujeres) trabajando juntos, significa que el juicio no dividirá a la humanidad entre pueblo bueno y naciones reprobadas, sino que discernirá entre aquellos mismos que vivían y trabajaban juntos. Uno irá hacia el Señor mientras que su compañero será reprobado.

ESTEN ALERTA- Mateo 24:42 Por eso estén despiertos, porque no saben en qué día vendrá su Señor. 43 Fíjense en esto: si un dueño de casa supiera a que hora de la noche lo va a asaltar un ladrón, seguramente permanecería despierto para impedir el asalto a su casa. 44 Por eso, estén también ustedes preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que menos esperan. 45 Imagínense un administrador digno de confianza y capaz. Su señor lo ha puesto al frente de su familia, y él es quien reparte el alimento a su debido tiempo. 46 Afortunado será este servidor si, al venir su señor, lo encuentra cumpliendo su deber. 47 En verdad les digo: su señor lo pondrá al cuidado de todo lo que tiene. 48 No será así con el servidor malo que piensa: “Mi señor se ha retrasado”, 49 y empieza a maltratar a sus compañeros y a comer y a beber con borrachos. 50 El patrón de ese servidor vendrá en el día que no lo espera y a la hora que menos piensa. 51 Le quitará el puesto y lo mandará donde los hipócritas. Allí será el llorar y el rechinar de dientes.  

“Rechinar de dientes” es una imagen bíblica que expresa el remordimiento y la desesperación de los impíos frente a la felicidad de los que están con Dios en el cielo.  

Hijo del Hombre:  título con el propio Cristo se refiere a sí mismo, y con el que se refieren a su persona algunos pasajes del Evangelio de San Juan, de los Hechos de los Apóstoles y del Apocalipsis. La expresión “Hijo del Hombre” es un título paradójico, dada la doble naturaleza humana y divina de Jesús. Por esta razón, los estudiosos de las Sagradas Escrituras señalan dos significados claramente distintos sobre este concepto. Por una parte, se encuentran las manifestaciones sobre su futuro retorno y glorificación: el Hijo del Hombre habría de padecer, morir y resucitar para finalmente ser objeto de esa glorificación al final de los tiempos, en los que se erigiría como acusador y juez de todos los seres humanos. Por otra, figuran las declaraciones sobre la actividad del Hijo del Hombre en el presente, con facultad para administrar el perdón de los pecados cometidos por los hombres. En este mismo sentido, Jesús aparece como el sembrador del Reino de Dios en la tierra (Mateo 13:37), amigo tanto de publicanos como de pecadores (Mateo 11:19), que ha venido a servir- dando incluso su vida en ese empeño- y no a ser servido por los hombres (Marcos 10:45). Estas dos manifestaciones aparentemente contrapuestas presentan, sin embargo, una profunda vinculación: su síntesis se halla en la figura del siervo de Yavé- quien con su muerte procura la salvación de los pecadores-, a la que el propio Jesús se refiere para adelantar su destino de humillación, sufrimiento y gloria. Asimismo, en la expresión que hace referencia a su concepción mesiánica, Cristo optó por autodenominarse “Hijo del Hombre” en vez de Mesías, por las connotaciones políticas y materiales que este último término tenía entre el pueblo judío y que él rechazaba expresamente (Mateo 4:1-10). En los textos del Antiguo Testamento, la expresión hebrea “ben Adam” (Hijo del Hombre) hace referencia a un ser angélico, trascendental, que está por encima del hombre corriente. Este ser excepcional es identificado por los apocalípticos con el ansiado Mesías. En el Libro histórico de Esdras se narra una visión en la que se eleva por encima del mar una figura parecida a la de un hombre a quien Dios llama hijo suyo, y que vuela sobre las nubes haciendo temblar todo ante su mirada y derritiendo las cosas a su paso con su sola voz (Esdras 13). Hijo del Hombre es también el título empleado más frecuentemente por Yavé para dirigirse a Ezequiel (hasta en noventa ocasiones), tal como se recoge en el libro redactado por este profeta: “Hijo del Hombre, levántate, que voy a hablarte” (Ezequiel 2:1). En este caso, el tratamiento se inscribe en un intento por subrayar la infinita distancia existente entre el Dios omnipotente y el débil ser humano. El profeta Daniel refiere asimismo una visión suya en la que observó como un “Hijo de Hombre” venía a través de las nubes a presentarse frente al trono de Dios (Daniel 7:13), quien le confirió un dominio sobre todos los pueblos y un reino para la eternidad. Por último, hay que señalar que en ciertos pasajes veterotestamentarios (perteneciente o relativo al Antiguo Testamento) de tono poético, la expresión es utilizada como sinónimo de “hombre”.  

LAS INVITACIONES A ESTAR VIGILANTES DE 24:37-51, ENCUENTRAN SU CONTINUACION EN EL CAPÍTULO 25 EN EL CUAL MATEO NOS OFRECE LAS TRES GRANDES ORIENTACIONES PARA UNA VIDA REALMENTE CRISTIANA. LAS TRES PARÁBOLAS HABLARÁN DE FIDELIDAD, DE TRABAJO Y DE PREOCUPACION POR LOS PEQUEÑOS:

1) Mateo 25:1-13 “Parábola de las diez jóvenes”: LA PRIMERA, LA PARÁBOLA DE LAS “DIEZ VÍRGENES”, COMO DICE EL TEXTO GRIEGO, ES LA PARÁBOLA MÁS BELLA SOBRE LA FIDELIDAD. A LOS QUE ESCOGE, DIOS LES PIDE ANTE TODO FIDELIDAD Y PERSEVERANCIA, AMBAS COSAS MUY ESCASAS EN ESTE MUNDO; Y CON ELLAS ES QUE SOMOS LUZ.

2) Mateo 25:14- 30 “Parábola de los talentos”: LA CULTURA BIBLICA VALORIZA EL TRABAJO, Y CON ESTO PREPARÓ EL PORVENIR DE OCCIDENTE. EL CRISTIANO NO SERÁ UN TRABAJADOR MENOS OBSTINADO QUE EL PATRIARCA JACOB. EL TALENTO CORRESPONDIA MÁS O MENOS A UNOS TREINTA KILOS DE METAL PRECIOSO. LA PARÁBOLA DE JESÚS FUE LA QUE LE DIO A LA PALABRA EL SENTIDO QUE TIENE HOY.  EN ESTA PARÁBOLA NO SE VE NINGÚN TÉRMINO DE CARÁCTER RELIGIOSO: DIOS EVALÚA EL MODO O EL CÓMO SE HAN HECHO MULTIPILCAR SUS TALENTOS, Y EL PECADO CONSISTE EN HABER GUARDADO PARA SÍ LO QUE SE HABÍA RECIBIDO. ESTE ES EL GRAN PECADO DE LAS SOCIEDADES DECADENTES EN LAS QUE SE CONSUME O SE ANIQUILA LO QUE SE HA RECIBIDO: LA FORMACION HUMANA Y LOS CONOCIMIENTOS; LOS BENEFICIOS DE UNA FAMILIA EN LA QUE LOS PADRES HAN SABIDO SACRIFICARSE POR SUS HIJOS Y TAL VEZ LA PALABRA DE DIOS QUE SE DEBIÓ PONER EN PRÁCTICA PARA REALIZAR EL GRAN DESIGNIO DE DIOS SOBRE EL MUNDO.

“PARA QUE MIRAR HACIA EL CIELO PARA ENCONTRARSE CON DIOS, SI EN CADA HERMANO QUE SUFRE, TE DA UNA CITA EL SEÑOR.”

3) Mateo 25:31-46 “Parábola del juicio final”: ESTA TERCERA PARÁBOLA INDICA LA TERCERA ORIENTACION DE UNA VIDA QUE ESPERA LA VENIDA DEL SEÑOR: LA PREOCUPACION POR LOS PEQUEÑOS. EL JUICIO ES A LA VEZ INDIVIDUAL Y COLECTIVO. LOS ACTOS INDIVIDUALES QUE SE CITAN A CONTINUACION HAN CONSTRUIDO LA HISTORIA. EL PLAN DE DIOS SE REALIZA A TRAVÉS DE INNUMERABLES GESTOS FRATERNOS SIN LOS CUALES NO HABRÍA HOMBRES NI CIVILIZACION.

LAS SEÑALES PRECURSORAS DEL DIA DEL SEÑOR

Señal: marca que hay o se pone en alguna cosa para darla a conocer o distinguirla de otra. // Hito o mojón que se pone para marcar un término. // Signo o medio que se emplea para acordarse luego de algo. // Signo, cosa que evoca en el entendimiento la idea de otra. // Indicio o muestra inmaterial de algo. // Vestigio o impresión que queda de algo. // Cicatriz. // Imagen o representación de algo. // Fig. Prodigio o cosa extraordinaria y fuera de lo natural.  

SATANÁS SE HACE PASAR POR DIOS – APOSTASÍA- 2º Tesalonicenses 2:3 No se dejen engañar de ninguna manera. Primero tiene que producirse la apostasía y aparecer el adversario de la religión*, el instrumento de la perdición, 4 el rebelde que se pone por encima de todo lo que es considerado divino y sagrado, que incluso pondrá su trono en el templo de Dios para mostrar que él es Dios. 5 ¿No recuerdan que se lo decía cuando estaba con ustedes? 6 Ustedes saben que es lo que ahora lo detiene, para que solo se manifieste a su debido tiempo. 7 La fuerza antirreligiosa ya está obrando secretamente, pero falta que desaparezca el que la retiene.* 8 Entonces se manifestará el adversario, a quien el Señor ha de barrer con el soplo de su boca y al que derribará cuando venga en su gloria. 9 Al presentarse este SIN - LEY con el poder de Satanás hará milagros, señales y prodigios al servicio de la mentira, 10 para engañar y pervertir a todos los que han de perderse, a los que no aceptaron el amor de la verdad que los habría salvado. 11 Por eso Dios les está enviando las fuerzas del engaño dejando que crean en la mentira. 12 Así serán condenados al fin todos los que no quisieron creer en la verdad porque les gustaba más el mal.  

*3 El adversario de la religión: con estas palabras traducimos el griego “el hombre de la no-ley (religiosa).

El “Adversario”- es decir, el gran “enemigo” de Dios, convertido en el “rival” de Cristo- aparece como un ser personal.

 *7 “Lo que” o “el que” todavía “retiene” la manifestación del “Adversario” o “Anticristo”, obligando a Satanás (9)- del que es su instrumento- a obrar en secreto, es una causa desconocida para nosotros. El misterio de la iniquidad (o fuerza antirreligiosa) es el plan de Satanás, que intenta frustrar en la medida de lo posible la obra redentora de Cristo. Ver Apocalipsis 12:12.

 Apocalipsis 12:12 Por eso, alégrense, cielos y los que habitan en ellos. Pero ¡ay de la tierra y del mar!, porque el Diablo ha bajado donde ustedes, y grande es su furor, al saber que le queda poco tiempo. *

*12 Para procurar la perdición de los hombres, o para pervertirles la mente. 

Apostasía: Apostasiar es renunciar a su identidad como creyente o integrante del pueblo de Dios.

Apostasía: Negar la fe de Jesucristo. Tiene que producirse la Apostasía. Antes del regreso de Cristo habrá una apostasía, es decir, un abandono de la fe a escala mundial. Y aparecerá el adversario de la religión: Es cierto que se han encontrado anticristos en todos los siglos: 1° Juan 2:18. Al final, sin embargo, habrá un anticristo más atípico que todos los que han precedido. Cristo volverá en el momento en que la iglesia parezca vencida.

CUANDO VARIOS USURPEN MI NOMBRE  

Usurpar: apoderarse de bienes o derechos ajenos.  

SATANÁS SE HACE PASAR POR ÁNGEL DE LUZ - 2° Corintios 11:13 Estos son falsos apóstoles que proceden engañosamente, haciéndose pasar por apóstoles de Cristo. 14 Su táctica no debe sorprendernos, porque el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. 15 No es de extrañar entonces, que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia. Pero su fin será digno de sus obras.  

Disfraz: Artificio para encubrir algo. // Vestido de máscara o carnaval. // Simulación.  

Disfrazar: desfigurar la forma habitual de alguien o de algo, para que no sea conocido. // Disimular lo que se siente.  

Táctica: Conjunto de procedimientos y reglas para la realización de operaciones militares. // Sistema pensado y empleado hábilmente para lograr algún fin. Habilidad para poner en práctica dicho sistema.  

Maniobra: Cualquier operación ejecutada con las manos. // Conjunto de operaciones que se efectúan para mover un mecanismo. // Fig. Conjunto de acciones, medidas, etc., llevadas a cabo para conseguir algo. // Manejo con que uno lleva un negocio. Suele tomarse en mala parte.  

Estrategia: Arte de dirigir las operaciones militares hasta el momento de plantearse la batalla, el desarrollo de la cual forma parte del dominio de la táctica. Por lo tanto, estrategia comprende el conjunto de movimientos de tropas y servicios complementarios para presentar batallas en las condiciones más desventajosas para el enemigo. // Plan para llevar a cabo con éxito un proyecto o negocio.  

Estratega: Persona versada en estrategia.  

EL PRÍNCIPE DE LA “MALDAD” DE ESTE MUNDO - Juan 12:31 Ahora es el juicio de este mundo, ahora el príncipe de este mundo va a ser echado fuera.  

Juan 14:30 Ya no hablaré mucho más con ustedes, pues se está acercando el príncipe de este mundo. En mí no encontrará nada suyo, 31 pero con esto sabrá el mundo que yo amo al Padre, y que hago lo que el Padre me ha encomendado hacer. Ahora levántense y vayámonos de aquí.

EL SEDUCTOR DEL MUNDO ENTERO- Apocalipsis 12:9 El dragón grande, la antigua serpiente, conocida como el Demonio o Satanás, fue expulsado; el seductor del mundo entero fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.  

Seducir: persuadir suavemente al mal: el diablo nos seduce con sus mañas.  

RECHACEN AL ANTICRISTO - 1º Juan 2:18 Hijitos, estamos en la última hora, y han oído que va a venir el anticristo*. Pero ya han venido varios anticristos, por lo cual conocemos que es la última hora. 19 Esa gente salió de entre nosotros, pero no eran de los nuestros; si hubieran sido de los nuestros, se habrían quedado con nosotros. Así es como descubrimos que no todos son de los nuestros. * 20 Pero ustedes tienen esa unción que viene del Santo*, por lo que todos tienen ya conocimiento. 21 Les escribo, no porque no conozcan la verdad, sino porque la conocen y porque la mentira no puede salir de la verdad. 22 ¿Y quién es mentiroso sino el que niega que Jesús es el Cristo? Ese es el mentiroso, el que niega a la vez al Padre y al Hijo*. 23 Pues el que niega al Hijo ya no tiene al Padre; y el que reconoce al Hijo tiene también al Padre.  

*18-19 El “Anticristo” es el “Adversario de Dios” (2º Tesalonicenses 2:3/4), el usurpador que trata de arrebatar el lugar que le corresponde a Cristo. Mientras que Pablo describe al Anticristo con rasgos netamente individuales, Juan llama con ese nombre a todos los que se oponen a la verdad.  

*20 “Ustedes tienen esa unción que viene del Santo”: Juan no habla solamente de la unción con óleo del bautismo y de la confirmación. “Cristo” quiere decir precisamente “el que ha recibido la unción”, y esta unción era la presencia en él del Espíritu de Dios, su Padre.  

*22 Juan dice: ya es anticristo el que niega que Jesús es el Cristo.  

Proverbios 28:9 El que se niega a escuchar la Ley, hasta su oración indispone a Dios. 10 El que enseña el mal camino a la gente buena, él mismo caerá en la zanja.

Juan 7:49 Pero esa gente que no conoce la Ley, ¡Son unos malditos!

SATANÁS ES EL PADRE DE LA MENTIRA Y HOMICIDA DESDE EL PRINCIPIO- Juan 8:43 ¿Por qué no entienden mi lenguaje? Porque no pueden acoger mi mensaje. 44 Ustedes tienen por padre al Diablo y quieren realizar los malos deseos de su padre. Ha sido un homicida desde el principio, porque la verdad no está en él, y no se ha mantenido en la verdad. Lo que dice es mentira, porque es un mentiroso y padre de toda mentira.  

JESÚS VINO A DESHACER LAS OBRAS DEL DIABLO -1º Juan 3:8 En cambio quienes pecan son del diablo*, pues el diablo peca desde el principio. Para esto se ha manifestado el hijo de Dios; para deshacer las obras del diablo.  

*8 Pues siguen sus máximas y su espíritu.  

Juan 16:8 Cuando venga él, rebatirá al mundo en lo que toca al pecado, al camino de justicia y al juicio. 9 ¿Qué pecado? Que no creyeron en mí. 10 ¿Qué camino de justicia? Mi partida hacia el Padre, ustedes ya no me verán. 11 ¿Qué juicio? El del príncipe de este mundo: ya ha sido condenado.  

LA SEGUNDA VENIDA DE JESÚS: VIENE COMO JUEZ Y SALVADOR- Hebreos 9:27 Así como los hombres mueren una sola vez, y después viene para ellos el juicio; 28 de la misma manera Cristo se sacrificó una sola vez para quitar los pecados de una multitud. La segunda vez se manifestará a todos aquellos que lo esperan como a su salvador, pero ya no será por causa del pecado. *

*28 La venida de Cristo en la carne le había puesto en relación directa con el pecado (Romanos 8:3; 2º Corintios 5:21). Realizada ya la redención, la nueva y última manifestación del Salvador ya no tendrá relación alguna con el pecado. Los cristianos esperan esa vuelta gloriosa a la que seguirá el juicio (1º Corintios 1:8; Romanos 2:6).

JESÚS ES EL REY SACERDOTE QUE ESPERAMOS- 1º Corintios 1:22 Mientras los judíos piden milagros y los griegos buscan el saber, 23 nosotros proclamamos a un Mesías crucificado: para los judíos ¡que escándalo! Y para los griegos ¡que locura! 24 Pero para los que Dios ha llamado, judíos o griegos, este Mesías es fuerza de Dios y sabiduría de Dios. 25 Pues las locuras de Dios tienen más sabiduría que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres.

EL ÚNICO SACRIFICIO DEFINITIVO ES EL DE JESUCRISTO- Hebreos 10:5 Por eso al entrar en el mundo, Cristo dice*: Tú no quisiste sacrificios ni ofrendas, sino que me formaste un cuerpo. 6 No te agradaron los holocaustos ni los sacrificios por el pecado; 7 entonces dije: “Aquí estoy yo, oh Dios, como en un capítulo del libro está escrito de mí, para hacer tu voluntad.*

*5 Salmo 40:7/9.

*7 Cristo cumple el querer de Dios de no aceptar ofrendas, sacrificios y holocaustos- diversas formas de consagrar la víctima a Dios- que no transformen el corazón.

EL JUICIO DE DIOS- Romanos 2:5 Si tu corazón se endurece y te niegas a cambiar, te estás preparando para ti mismo un gran castigo para el día del juicio, cuando Dios se presente como justo Juez. 6 El pagará a cada uno de acuerdo con sus obras. 7 Dará vida eterna a quien haya seguido el camino de la gloria, del honor y la inmortalidad, siendo constante en hacer el bien; 8 y en cambio habrá sentencia de reprobación para quienes no han seguido la verdad, sino más bien la injusticia.  

EL SOL Y LA LUNA INSCRIBIRÁN MARCAS EN EL TIEMPO QUE HUYE- Génesis 1:14 Dijo Dios: “Haya luceros en el cielo que separen el día de la noche, que sirvan para señalar las fiestas, los días y los años, 15 y que brillen en el firmamento para iluminar la tierra.” Y así sucedió.   

Sabiduría 8:8 ¿Busca alguien vastos conocimientos? La Sabiduría conoce las cosas del pasado y prevé el porvenir; sabe interpretar los discursos y resolver los enigmas, anuncia de antemano las señales de la naturaleza y los prodigios*, el fin de las épocas y de los tiempos. 9 Por eso decidí tomarla como compañera de mi vida: sabía que me aconsejaría en los momentos felices y me sostendría en las preocupaciones y en las penas.  

*8 Los términos asociados “signos” y “prodigios” remiten sobre todo a los milagros del Éxodo (Ver 10:16). Según el uso griego, más bien designarían fenómenos naturales extraordinarios o excepcionales, considerados como difícilmente previsibles.  

EL SOL SE CONVERTIRÁ EN TINIEBLAS Y LA LUNA EN SANGRE - Hechos 2:16 Sino que se está cumpliendo lo que anunció el profeta Joel*: 17 Escuchen lo que sucederá en los últimos días, dice Dios: derramaré mi Espíritu sobre cualesquiera que sean los mortales. Sus hijos e hijas profetizarán, los jóvenes tendrán visiones y los ancianos tendrán sueños proféticos. 18 En aquellos días derramaré mi Espíritu sobre mis siervos y mis siervas, que profetizarán. 19 Haré prodigios arriba en el cielo y señales milagrosas abajo en la tierra. 20 El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre antes de que llegue el Día grande del Señor. 21 Y todo el que invoque el Nombre del Señor se salvará.*  

*16 Joel 3:1-5.

*21 Romanos 10:13.

  LOS ¡AYES!- Amós 5:18 ¡Ay de aquellos que suspiran por el día en que vendrá Yavé! ¿Cómo será ese día para ustedes? Será un día de tinieblas, no de luz. 19 Será como un hombre que huye del león y se topa con un oso, o como el que al entrar en casa apoya su mano en la pared y lo muerde una culebra. 20 El día de Yavé* será tinieblas y no luz, será un día sombrío, sin el menor destello.

*20 En la boca de los profetas, el Día de Yavé significará la venida de Dios para pedir cuentas, primeramente a su pueblo (Ver Sofonías 2). Hasta en el Evangelio y otros libros del Nuevo Testamento, el Día del Señor significará el Día del Juicio Universal (Ver Romanos 1:18); pero entonces tendrá una significación más precisa: la venida de Cristo. Será Juez de los que rechazaron su palabra, pero colmará de esperanzas a los que confiaron en él.

Ay//Ayes: en hebreo, “ruina” o “montón de ruinas”, nombre asignado a una ciudad - estado cananea.  

Apocalipsis 8:8 El segundo ángel tocó la trompeta, y sobre el mar cayó algo así como una gran montaña ardiendo en fuego; la tercera parte del mar se convirtió en sangre, 9 la tercera parte de las criaturas que viven en el agua murió y la tercera parte de las naves quedó destruida.  

Escatología: Una palabra griega que designa lo último. Puede tratarse de la suerte de las personas después de la existencia presente; o de un mundo nuevo al final de los tiempos; o, más a menudo, de la manera como experimentamos desde ahora, lo esencial de la vida divina. Véase las notas en Marcos 13:1 y los discursos del Evangelio de Juan.

LA TIERRA Y EL CIELO HUYERON- Apocalipsis 20:11 Luego vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él. Y la tierra y el cielo huyeron de su presencia sin dejar rastro alguno.

JESÚS PREDICE LA DESTRUCCIÓN DE JERUSALÉN- Lucas 21:5 Como algunos estaban hablando del Templo, con sus hermosas piedras y los adornos que le habían sido regalados, 6 Jesús les dijo: “Mírenlo bien, porque llegarán días en que todo eso será arrasado y no quedará piedra sobre piedra.” 7 Le preguntaron: “Maestro, ¿Cuándo sucederá eso, y qué señales habrá antes de que ocurran estas cosas?”

LOS SIGNOS PRECURSORES DEL FIN- Lucas 21:8 Jesús contestó: “Estén sobre aviso y no se dejen engañar; porque muchos usurparán mi nombre y dirán: “Yo soy el Mesías, el tiempo está cerca”. No los sigan. 9 No se asusten si oyen hablar de guerras y disturbios, porque estas cosas tienen que ocurrir primero, pero el fin no llegará tan de inmediato.” 10 Entonces Jesús les dijo: “Se levantará una nación contra otra y un reino contra otro. 11 Habrá grandes terremotos, pestes y hambre en diversos lugares. Se verán también cosas espantosas y señales terribles en el cielo. 12 Pero antes de que eso ocurra los tomarán a ustedes presos, los perseguirán, los entregarán a los tribunales judíos y los meterán en sus cárceles. Los harán comparecer ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre, 13 y esta será para ustedes la oportunidad de dar testimonio de mí. 14 Tengan bien presente que no deberán preocuparse entonces por su defensa. 15 Pues yo mismo les daré palabras y sabiduría, y ninguno de sus opositores podrá resistir o contradecirles. 16 Ustedes serán entregados por sus padres, hermanos, parientes y amigos, 17 y algunos de ustedes serán ajusticiados. 18 Serán odiados por todos a causa de mi nombre. Con todo, ni un cabello de su cabeza se perderá. 19 Manténganse firmes y se salvarán. 20 Cuando vean a Jerusalén rodeada por ejércitos, sepan que muy pronto será devastada. 21 Los que estén en Judea, que huyan a los montes; los que estén dentro de la ciudad, que salgan y se alejen; y los que estén en los campos, que no vuelvan a la ciudad. 22 Porque esos serán los días en que se rendirán cuentas, y se cumplirán todas las cosas que fueron anunciadas en la Escritura. 23 ¡Pobres de las mujeres embarazadas o que estén criando en esos días! Porque una gran calamidad sobrevendrá al país y estallará sobre este pueblo la cólera de Dios. 24 Morirán al filo de la espada, serán llevados prisioneros a todas las naciones y Jerusalén será pisoteada por las naciones hasta que se cumplan los tiempos de las naciones.  

El discurso de Jesús sobre los acontecimientos finales, dividido en tres partes (Lucas 21:8-24;21:25-28; 21:29-36), mezcla- por un lado- enseñanzas referidas a la destrucción de Jerusalén y del Templo y- por otro- la venida gloriosa de Jesucristo. La razón es que estos dos acontecimientos implican un juicio sobre Jerusalén y sobre la humanidad, porque los dos- aunque separados por el tiempo- son percibidos como una unidad. El primero de ellos, la destrucción de Jerusalén, es una figura y anticipo del segundo, de la venida gloriosa del Señor. La primera parte del discurso (21:8-24) trata sobre las persecuciones de los discípulos de Jesús y las dolorosas acciones que rodearán la destrucción de Jerusalén y del Templo, acciones que se produjeron en el año 70 d.C. por parte de los romanos. Para los discípulos del Mesías, que vendrá como Señor al fin de los tiempos, la cruz siempre acompaña su presencia en el mundo y la misión, haciéndolas fecundas.

LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE- Lucas 21:25 Entonces habrá señales en el sol, la luna y las estrellas, y por toda la tierra los pueblos estarán llenos de angustia, aterrados por el estruendo del mar embravecido. 26 La gente se morirá de espanto con solo pensar en lo que va a caer sobre la humanidad, porque las fuerzas del universo serán sacudidas. 27 Y en ese preciso momento verán al Hijo del Hombre venir en la Nube, con gran poder en infinita gloria.  

LAS SEÑALES DE LOS TIEMPOS- Lucas 21:28 “Cuando se presenten los primeros signos, enderécense y levanten la cabeza, porque está cerca su liberación.” 29 Y Jesús propuso esta comparación: “Fíjense en la higuera y en los demás árboles. 30 Cuando echan los primeros brotes, ustedes saben que el verano ya está cerca. 31 Así también, apenas vean ustedes que suceden las cosas que les dije, sepan que el Reino de Dios está cerca. 32 Yo les aseguro que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. 33 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.  

CUIDEN DE USTEDES MISMOS- Lucas 21:34 Cuiden de ustedes mismos, no sea que la vida depravada, las borracheras o las preocupaciones de este mundo los vuelvan interiormente torpes y ese día caiga sobre ustedes de improviso, 35 pues se cerrará como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra. 36 Por eso estén vigilando y orando en todo momento, para que se les conceda escapar de todo lo que debe suceder y estar de pie ante el Hijo del Hombre.”  

LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS- Eclesiástico 42:18 Él sondea tanto los abismos del mar como los espíritus de los hombres; él ve claro en sus proyectos. El Altísimo conoce todo lo que se puede saber: conoce los signos de los tiempos. 19 Dice lo que ha sido y lo que será, descubre las huellas de las cosas pasadas. 20 Ni un pensamiento se le escapa, ni una palabra se le oculta.  

JESÚS HABLA DE LA DESTRUCCION DE JERUSALEN Y EL FIN DEL MUNDO  

El discurso que aquí empieza es llamado a veces: apocalipsis de los sinópticos”, otras veces: “discurso escatológico” .

Escatológico: que se refiere a los últimos tiempos, o también, en el cristianismo: que se refiere a la plenitud de la comunicación divina, lo definitivo ya presente en nuestra historia por la venida de Cristo.  

Marcos 13:1 Cuando Jesús salió del Templo, uno de sus discípulos le dijo: “Maestro, mira qué inmensas piedras y qué construcciones.” 2 Jesús le respondió: “¿Ves esas grandiosas construcciones? Pues no quedará de ellas piedra sobre piedra. Todo será destruido.” 3 Poco después Jesús se sentó en el monte de los Olivos, frente al Templo, y entonces Pedro, Santiago, Juan y Andrés le preguntaron en privado: 4 Dinos cuando sucederá eso y qué señales habrá antes de que ocurran todas esas cosas.” 5 Y Jesús empezó a decirles: “Estén sobre aviso y no se dejen engañar. 6 Porque muchos reivindicarán* lo que es mío, y dirán: “Yo soy el que están esperando”, y engañarán a muchos. 7 Cuando oigan hablar de guerras y de rumores de guerra, no se alarmen, porque todo eso tiene que pasar, pero todavía no será el fin. 8 Habrá conflictos: nación contra nación, y reino contra reino. Habrá terremotos y hambre en diversos lugares. Estos serán los primeros dolores de parto.* 9 Pero ustedes preocúpense de sí mismos, porque van a ser apresados y entregados a los tribunales judíos, serán azotados en las sinagogas y tendrán que presentarse ante los gobernadores y reyes por mi causa, para ser mis testigos ante ellos. 10 Porque primero el Evangelio tiene que ser proclamado en todas las naciones. 11 Cuando sean arrestados y los entreguen a los tribunales, no se preocupen por lo que van a decir, sino digan lo que se les inspire en ese momento; porque no serán ustedes los que hablarán, sino el Espíritu Santo. 12 El hermano entregará a la muerte al hermano y el padre al hijo; los hijos se rebelarán contra los padres y les darán muerte. 13 Y serán odiados por todos a causa se mi nombre. Pero el que se mantenga firme hasta el fin se salvará. 14 Cuando vean al ídolo del opresor instalado en el lugar donde no debe estar (el que lea, que entienda bien), entonces los que estén en Judea huyan a los cerros. 15 Si estás en la parte superior de la casa, no bajes a recoger tus cosas. 16 Si estás en el campo, no vuelvas a buscar tus ropas. 17 Pobres de las mujeres que están embarazadas  o estén criando en aquellos días! 18 Oren para que esto no suceda en invierno. 19 Porque en aquellos días habrá tal angustia como no hubo otra igual desde el principio de la creación hasta los días presentes, ni la habrá en el futuro. Tanto que si el Señor no acortara esos días, nadie se salvaría. Pero él ha decidido acortar esos días en consideración a sus elegidos. 21 Si alguien entonces les dice: Mira, el Cristo está aquí o está allá, no lo crean. 22 Aparecerán falsos mesías y falsos profetas, que harán señales y prodigios capaces de engañar incluso a los elegidos si esto fuera posible. 23 ESTÉN ALERTA, YO SE LO HE ADVERTIDO TODO.  

*6 Reivindicar: reclamar como propia la realización o la autoría de una acción determinada. Reclamar, exigir.  

*8 “Los primeros dolores de parto”. La crisis de la nación judía se parece a aquellas que afectaron a otras civilizaciones, algo muere y algo nace.  

Comentario: El quinto episodio (Nota a 11:1-13,37) es el discurso escatológico de Jesús, de estilo literario apocalíptico. El estilo apocalíptico, con visiones, símbolos y escenas que impresionan, se emplea para animar la fidelidad y esperanza de los discípulos en tiempos de conflicto, tanto interno (falsos maestros y profetas) como externo (persecución del poder de turno). La escatología se ocupa de la venida del Señor, quien, según los profetas, vendrá a convocar al resto de Israel de corazón humilde y a purificarlo para que sea germen de un nuevo pueblo (Sofonías 1:14; 2:3). Jesús, con su encarnación, inaugura este tiempo escatológico. La plenitud de la salvación, en cambio, solo llegará cuando por segunda vez el Hijo del hombre venga con gloria entre las nubes del cielo (Marcos 14:62). Marcos 13 habla de varios sucesos a la vez: la destrucción de Jerusalén y del Templo, que ocurrió el 70 d.C.; la Segunda venida del Señor y el fin del mundo; la persecución de la comunidad y su fidelidad. Cuatro partes se distinguen: la introducción, con dos preguntas que fijan el contenido: cuando ocurrirá y cuál será la señal (13:1-4); Jesús responde a la pregunta sobre la señal (13:5-23) y luego sobre el tiempo (13:24-27); y la conclusión, con comparaciones que ilustran las respuestas de Jesús. Todo judío admiraba la majestuosidad de su Templo, obra de Herodes el Grande. Jesús, en cambio, sorprende con un contraste: si el Templo es tan hermoso físicamente, ¿por qué no lo es también espiritualmente? (11:15/19). Por causa de la perversión de su culto no quedará piedra sobre piedra. Mientras los israelitas honran a Dios con los labios, sus corazones están muy lejos del Señor (7:6-7). En aquel tiempo, el fin de Jerusalén y del Templo (que ocurre en el 70 d.C.), se asociaba al fin del mundo, y éste a la segunda venida del Mesías o parusía. Sin distinguir claramente, Marcos 13 habla de todo esto. El anuncio de estos sucesos por venir estremece a los discípulos, porque - como muchos de su tiempo- esperaban el reinado de Dios desde Jerusalén y el Templo, en donde se reunirían todas las naciones para reconocerlo como único Dios verdadero (Zacarías 14).  

LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE  

Marcos 13:24 Después de esa angustia llegarán otros días; entonces el sol dejará de alumbrar, la luna perderá su brillo, 25 las estrellas caerán del cielo y el universo entero se conmoverá. 26 Y verán venir al Hijo del Hombre en medio de las nubes con gran poder y gloria. 27 Enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro puntos cardinales, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo. 28 Aprendan de este ejemplo de la higuera: cuando las ramas están tiernas y brotan las hojas, saben que el verano está cerca. 28 Así también ustedes, cuando vean que suceden estas cosas, sepan que todo se acerca, que ya está a las puertas. 30 En verdad les digo que no pasará esta generación sin que ocurra todo eso. 31 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. 32 Por lo que se refiere a ese Día y cuándo vendrá, no lo sabe nadie, ni los ángeles en el Cielo, ni el Hijo, sino solamente el Padre. 33 Estén preparados y vigilando, porque no saben cuando llegará ese momento. 34 Cuando un hombre va al extranjero y deja su casa, entrega responsabilidades a sus sirvientes, cada cual recibe su tarea, y al portero le exige que esté vigilante. 35 Lo mismo ustedes: estén vigilantes, porque no saben cuando regresará el dueño de la casa, si al atardecer, a medianoche, al canto del gallo o de madrugada; 36 no sea que llegue de repente y los encuentre dormidos. 37 Lo que les digo a ustedes se los digo a todos: ESTEN DESPIERTOS.  

Comentario:  Jesús responde al cuándo del fin del mundo (Nota a 13:1-37) con signos similares a los usados por los profetas para describir el gran juicio de Dios sobre Israel (Isaías 13:10; Ezequiel 32:7). El fin del mundo ocurrirá cuando los astros comiencen a apagarse, porque es entonces cuando el Hijo del Hombre viene como luz para revelar su gloria (Apocalipsis 21:23). Aquel día no será de aniquilación sino de restauración (Hechos 3:21), porque toda realidad que se abra a Dios alcanzará la plenitud de la vida por la redención de Jesús (1º Corintios 3:21-23- Efesios 1:9-12). El mismo Señor reunirá a sus elegidos de los cuatro extremos de la tierra, perseguidos por poderes despóticos, y rescatará para si a los que le sean fieles. Trabajar por un mundo mejor es procurar aquellos bienes que, por abrirse al dinamismo de la redención, alcanzarán al fin de los tiempos la plenitud de la vida. Lo demás, lo que no conduzca a la plenitud del Reino, está destinado al fracaso. Jesús concluye con dos comparaciones y, entre ambas, tres sentencias que completan su respuesta sobre cuándo el fin del mundo y cuál es la señal (Nota a 13:1-37). Con la comparación de la higuera, Jesús pide discernimiento frente a los signos de la historia; con la del dueño de casa que se va de viaje, pide vigilancia y responsabilidad en las tareas encomendadas, porque no se sabe cuándo regresará. Hay, pues, que vivir atentos y en oración para no caer en la tentación del abandono y la traición (14:37-38). Con las tres sentencias, Jesús se refiere a la relativa inmediatez de la intervención de Dios, a la realización cierta de lo anunciado y al conocimiento que solo el Padre tiene sobre el día y la hora en que todo esto ocurrirá (13:30-32). La certeza del discípulo es que su Señor, que ya venció al mundo, siempre está con los suyos, por lo que no hay cabida para la angustia y el miedo (Mateo 28:20; Juan 16:33), solo cabe la responsabilidad creativa en el trabajo por el Reino.  

JESÚS INVITA A LEER LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS  

Signo: Aquello que representa, significa o sustituye la idea de alguna cosa. // Cualquiera de los caracteres que se emplean en la escritura o en la imprenta. // Señal o representación convencional de algo: el signo de la cruz.

LAS SEÑALES DE LOS TIEMPOS- Mateo 16:1 Los fariseos y los saduceos se acercaron a Jesús. Querían ponerlo en apuros, y le pidieron una señal milagrosa que viniera del Cielo. 2 Jesús respondió: “Al atardecer ustedes dicen: Hará buen tiempo, pues el cielo está rojo y encendido. 3 Y por la mañana: Con este cielo rojo obscuro, hoy habrá tormenta. Ustedes, pues, conocen e interpretan los aspectos del cielo, ¿y no tienen capacidad para las señales de los tiempos? 4 ¡Generación mala y adúltera! Ustedes piden una señal, pero señal no tendrán, sino la de Jonás”. Jesús, pues, los dejó y se marchó.

Comentario: Aunque las acciones milagrosas de Jesús evidencian que él es el Mesías, sin embargo, los fariseos y también ahora los saduceos se le oponen de modo pertinaz. Cuando los maestros de la Ley y los fariseos le habían exigido un signo (12:38), Jesús les dijo que solo se les daría el de Jonás, lo que ahora reitera: el signo que él está dispuesto a realizar es el de su muerte y resurrección, anunciado y prefigurado por Jonás, pero este signo tampoco tendrá efecto ante la obstinación de sus corazones. La fe es del todo necesaria para poder reconocer el signo del Señor.  

LA SEÑAL DE JONÁS -  Mateo 12:38 Entonces algunos maestros de la Ley y fariseos le dijeron: “Maestro, queremos verte hacer un milagro”. 39 Pero él contestó: “Esta raza perversa e infiel pide una señal, pero solamente se le dará la señal del profeta Jonás. 40 Porque del mismo modo que Jonás* estuvo tres días y tres noches en el vientre del gran pez, así también el Hijo del Hombre  estará tres días y tres noches en el seno de la tierra.  

*40 Jonás 2:1 .

EL PORVENIR: LA IGLESIA* Y EL MUNDO

  * Iglesia: es la “asamblea convocada”. En el Antiguo Testamento aparece raramente, refiriéndose siempre a la asamblea religiosa del pueblo de Dios. En el Nuevo Testamento es el nombre habitual del nuevo pueblo de Dios cuyo fundador es Jesús.

El pecado y la rebeldía contra Dios empezaron en el mundo de los espíritus. Rechazado de ese sector, el demonio ataca a los que observan los mandamientos de Dios, empezando por los mejores y más destacados en la Iglesia. Se nos anuncia unos tiempos después de Cristo que nunca serán de paz. La lucha nunca terminará. Los que sueñan con lograr en este mundo una humanidad unida, olvidan la presencia del malo. Los que creen que bastaría con matar a los malos, ubican mal al adversario. El Demonio es el que odia a la humanidad y causa divisiones.  

La mujer y el dragón: los capítulos 12:14 después de las descripciones de los preludios del fin del mundo, presentan bajo otras formas la lucha actual del Dragón y el Cordero. El capítulo 12 combina los elementos de dos visiones distintas: la lucha del Dragón contra la Mujer y su descendencia, y la batalla de Miguel contra el Dragón.   La escena se corresponde con Génesis 3:15-16. La mujer da a luz con dolor al que será el Mesías, Satanás la tienta, la persigue, así como a su descendencia. La Mujer representa al pueblo santo de los tiempos mesiánicos, y por tanto a la Iglesia que lucha (Iglesia significa “pueblo de Dios”). Es posible que Juan piense también en María, nueva Eva, la hija de Sión, que trajo al mundo al Mesías. Es “Satanás”, el “diablo”; la palabra hebrea significa propiamente “acusador”. En la tradición judía la Serpiente o el Dragón simbolizaba el poder del mal, hostil a Dios y a su pueblo, y que Dios iba a destruir al fin de los tiempos.  

LA MUJER Y EL DRAGÓN- Apocalipsis 12:1 Apareció en el cielo una señal grandiosa: una mujer, vestida del sol, con la luna bajo de sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza. 2 Está embarazada y grita de dolor, porque le ha llegado la hora de dar a luz. 3 Apareció también otra señal: un enorme dragón rojo con siete cabezas y diez cuernos, y en las cabezas siete coronas; 4 con su cola barre la tercera parte de las estrellas del cielo, precipitándolas sobre la tierra. El dragón se detuvo delante de la mujer que iba a dar a luz para devorar al hijo en cuanto naciera. 5 Y la mujer dio a luz un hijo varón*, que ha de gobernar a todas las naciones con vara de hierro; pero su hijo fue arrebatado y llevado ante Dios y su trono, 6 mientras la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar que Dios le ha preparado. Allí la alimentarán durante mil doscientos sesenta días. * 7 Entonces se desató una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron contra el dragón. Lucharon el dragón y sus ángeles, 8 pero no pudieron vencer, y ya no hubo lugar para ellos en el cielo. 9 El Dragón grande, la antigua serpiente, conocida como el Demonio o Satanás, fue expulsado; el seductor del mundo entero fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él. 10 Oí entonces una fuerte voz en el cielo que decía: Por fin ha llegado la salvación, el poder y el reinado de nuestro Dios, y la soberanía de su Ungido. Pues echaron al acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche ante nuestro Dios. 11 Ellos lo vencieron con la sangre del Cordero, y con su palabra y con su testimonio, pues hablaron sin tener miedo a la muerte. 12 Por eso, alégrense, cielos y los que habitan en ellos. Pero ¡ay de la tierra y del mar!, porque el Diablo ha bajado donde ustedes, y grande es su furor, al saber que le queda poco tiempo. * 13 Cuando el Dragón vio que había sido arrojado a la tierra, se puso a perseguir a la mujer que había dado a luz al varón.* 14 Pero se le dieron a la mujer las dos alas de águila para volar al desierto, a su lugar; allí será mantenida lejos del dragón por un tiempo, dos tiempos y la mitad de un tiempo.* 15 Entonces la serpiente vomitó de su boca como un río de agua detrás de la mujer para que la arrastrara,* 16 pero la tierra vino en ayuda de la mujer. Abrió la tierra su boca y se tragó el río que el dragón había vomitado. 17 Entonces el dragón se enfureció contra la mujer y se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, es decir, a los que observan los mandamientos de Dios, y guardan las declaraciones de Jesús. 18 Y se quedó a orillas del mar.  

*5 Por este hijo Varón entienden muchos a Jesucristo, a quien la iglesia engendra, por decirlo así, o forma en el corazón de los cristianos.  

*6 Defenderá Dios al Hijo y a la madre en aquellos tres años y medio.  

*12 Para procurar la perdición de los hombres, o para pervertirles la mente.

*13 El cual cuanto es más lanzado y vencido, tanto más furiosamente usa de sus sutilezas.  

Sutileza: calidad de sutil. fig. Agudo y falto de exactitud.  

Sutil: delgado, delicado, tenue. Agudo y perspicaz. Inteligente e ingenioso.  

*14 Véase antes capítulo 11:3  

*15 Y sumergiera en sus aguas: Estos ríos de aguas son símbolos de aflicciones y penas con que el Anticristo, y todos los perseguidores de la iglesia han de combatir la fe y piedad de los buenos cristianos- Ver Salmos 123:4- 68:2- Véase “Agua”.  

Comentario: Apocalipsis 12 relata el enfrentamiento a muerte entre la Mujer y el Dragón (Ver Génesis 3:15), dos personajes simbólicos que representan el combate entre el bien y el mal en la historia del mundo. El Dragón es un animal de siete cabezas y diez cuernos (12:3), es decir, increíblemente poderoso y sanguinario (de color rojo), y no es otro que la “antigua Serpiente, llamada Diablo o Satanás” (12:9). La Mujer personifica a María, la madre de Jesús, el Mesías (12:5), quien con su sacrificio venció al Dragón. También es símbolo de la nueva Jerusalén o nuevo pueblo que Dios, de modo gratuito, se hizo por su Ungido (Isaías 66:7/9). La Mujer se presenta revestida del sol, alusión a su fidelidad y resplandor (Salmo 89:37/38), coronada con doce estrellas o los doce apóstoles, germen del nuevo pueblo, y con la luna bajo sus pies, alusión a la victoria sobre las vicisitudes de los tiempos. Ella simboliza a la iglesia que, con dolores de parto, ofrece a Jesucristo al mundo y da a luz a los discípulos (Iglesia significa asamblea del pueblo de Dios), conduciéndolos a la madurez de la fe según la plenitud de su Señor (Gálatas 4:19; Efesios 4:13-14). Por su misión, la iglesia (Mujer- Novia- Madre) es acosada con saña por las fuerzas del mal y huye al desierto, lugar de refugio de los perseguidos por causa de Dios. Pero Dios mismo se encargará de protegerla y alimentarla durante “mil doscientos sesenta días”, período que durarán las tribulaciones (Apocalipsis 12:6- nota a 11:1- 14), tiempo que no es eterno y que, como cualquier época, está bajo la soberanía de Dios.  

Dragón: animal fabuloso al que se atribuye figura de serpiente muy corpulenta, con pies y alas, y de extraña fiereza y voracidad. Mit. En los tiempos míticos, el DRAGÓN se consideraba el guardián de los tesoros. Mientras en la mayoría de las mitologías es una personificación del genio del mal, en China es considerado como digno de culto, por otorgar los bienes y la felicidad. // Animal consagrado a Minerva para significar según parece, que la sabiduría nunca duerme. Comentario extraído del Diccionario Enciclopédico Ilustrado Asesor.  

LA IRA O CÓLERA DE DIOS  

Apocalipsis 6:17 Porque ha llegado el gran día de su enojo, y ¿quién lo podrá aguantar?  

Ira de Dios: en la Biblia se atribuyen a Dios estados de cólera. Éstos no son otra cosa que impulsos de justicia hacia sus criaturas, en represión de la malicia de los seres de mala voluntad. La ira de Dios se pondrá de manifiesto el día del juicio final.  

TÚ ERES UN PUEBLO REBELDE- Deuteronomio 9:7 Acuérdate y no olvides que por tu culpa se enojó Yavé en el desierto. Has sido rebelde a Yavé desde el día en que saliste de Egipto hasta que llegaste aquí.

19 Yo estaba espantado a causa de la cólera de Yavé contra ustedes, ya que quería destruirlos. Pero una vez más Yavé me escuchó.  

Isaías 48:3 Yo les había anunciado los acontecimientos mucho tiempo antes. Salieron de mi boca cuando los di a conocer, de pronto actué y se cumplieron. 4 Yo sabía que eres porfiado, que tu cuello es como una barra de hierro y que tienes la frente como de bronce.

6 Esto lo has visto, lo has oído. ¿No tienes que confesarlo? Ahora te revelo cosas nuevas y secretas que tu no conocías. 7 No son cosas de tiempos pasados, pues recién acabo de decidirlas, y hasta el día de hoy no habías oído de ellas, así que no podrás decir: “Yo las sabía”. 8 Tú nada de ellas habías escuchado o sabido, ni habían llegado con anticipación a tus oídos: porque yo sabía lo infiel que eres, que desde el seno de tu madre te llaman “el rebelde”.

LA ORACION DE ESDRAS: UNA RESEÑA DE LAS MISERICORDIAS DE DIOS. EL PUEBLO REBELDE QUE SUFRE LAS CONSECUENCIAS DE SUS PECADOS- Nehemías 9:26 Pero se rebelaron y se alzaron contra ti y se echaron tu Ley a la espalda. Mataron a los profetas que los invitaban a volverse hacia ti y cometieron grandes crímenes. 27 Entonces los dejaste caer en manos de sus enemigos que los oprimieron. Clamaron a ti durante su opresión, y los escuchaste desde lo alto del cielo. En tu inmensa ternura les diste libertadores para que los libraran de manos de sus enemigos. 28 Pero cuando recuperaron la paz, volvieron a hacer el mal delante de ti. De nuevo los abandonaste en manos de sus opresores y de nuevo clamaron a ti, tú los escuchaste de lo alto del cielo. ¡Cuántas veces no los has librado así en tu ternura! 29 Les advertiste que volvieran a tu Ley, pero en su orgullo no cumplieron tus órdenes; pecaron contra esos mandatos que dan vida a cualquiera que los pone en práctica. No te ofrecieron más que una espalda rebelde y nuca terca, no te obedecieron. 30 Sin embargo, tú has sido paciente con ellos durante años, les advertiste por tu espíritu, por boca de tus profetas pero no te hicieron caso.  Entonces los entregaste en manos de las naciones paganas; 31 pero en tu inmensa ternura, no los hiciste desaparecer, no los abandonaste, porque eres un Dios lleno de piedad y de ternura.  

Sirácides 18:19 Antes de hablar, infórmate, y cuídate antes de estar enfermo. 20 Examínate antes que Dios te juzgue, y obtendrás perdón el día en que te visite. 21 Humíllate antes de caer enfermo y si has pecado muestra tu arrepentimiento. 22 No dejes de cumplir un voto en el momento determinado, no esperes la muerte para ponerte en regla. 23 Reflexiona bien antes de hacer un voto, no seas de esos que tientan al Señor. 24 Piensa en el juicio de los últimos días, en los días de castigo en que Dios dará vuelta la cara. 25 En los momentos de abundancia acuérdate de los instantes de miseria; en los días de riqueza piensa en la pobreza y en la carencia de todo. 26 De la mañana a la noche ha transcurrido el tiempo: todo pasa rápido delante del Señor.

Deuteronomio 6:13 Temerás a Yavé, tu Dios; a él servirás e invocarás su  nombre si debes hacer algún juramento. 14 No vayas tras dioses extraños, tras los dioses de los pueblos que te rodean*, 15 porque Yavé, tu Dios, es un Dios celoso*. No sea que estalle el furor de Yavé tu Dios, y te haga desaparecer de la superficie de la tierra.  

*14 La prohibición de la idolatría es universal.  

*15 “Un Dios celoso” (Éxodo 20:5). Hablar de su celo es sostener que no puede renunciar al amor y la fidelidad recíproca que espera de sus amados. La historia de Israel mostrará este celo de Dios a través de las terribles pruebas que envía a su pueblo: todas las pruebas a que nos somete en esta vida  no son nada en comparación con lo que está creando en nosotros.  

SI ALGUNO ADORA A LA BESTIA Y A SU IMAGEN- Apocalipsis 14:9 Un tercer ángel pasó después, clamando con voz fuerte: “Si alguno adora a la bestia y a su imagen y se deja marcar la frente o la mano, 10 tendrá que beber también el vino embriagante de Dios, que está preparado, puro, en la copa de su enojo. Será atormentado con fuego y azufre ante los santos ángeles y ante el Cordero.” 11 No hay reposo, ni de día ni de noche, para los que adoran a la bestia y a su imagen, ni para quienes se dejan marcar con la marca de su nombre. El humo de su tormento se eleva por los siglos de los siglos. 12 Este es el tiempo de aguantar para los santos, para todos aquellos que guardan los mandamientos de Dios y la fe Jesús. 13 Entonces oí una voz que decía desde el cielo: “Escribe esto: Felices desde ahora los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, que descansen de sus fatigas, pues sus obras los acompañan.” *  

*13 “Los muertos que mueren en el Señor”: muertos al pecado. No todos los perseguidos tienen que dar su vida, sino que son mucho más numerosos los que viven o sobreviven bajo las amenazas. Ver al respecto Filipenses 1:23 y 2º Corintios 5:8.

2º Corintios 5:8 Por eso nos viene incluso el deseo de salir de este cuerpo para ir a vivir con el Señor. 9 Pero al final, sea que conservemos esta casa la perdamos, lo que nos importa es agradar al Señor.  

Azufre: el olor fuerte y penetrante que produce el azufre al arder al aire, inspiró numerosos pasajes de las Sagradas Escrituras.  

DE CARA AL PORVENIR: DE LA HUMILLACIÓN A LA GLORIA- Baruc 4:5 Valor, pueblo mío, tú que conservas el nombre de Israel. 6 Fuiste vendido a las naciones, pero no para tu destrucción. Por haber provocado la cólera de Dios fuiste entregado a tus enemigos, 7 porque irritaste a tu Creador ofreciendo sacrificios a los demonios y no a Dios. 8 Olvidaste al Dios eterno que te crió, llenaste de tristeza también a Jerusalén tu nodriza. 9 La Ciudad Santa vio caer la cólera de Dios sobre ustedes; ella dijo: Ciudades vecinas de Sión, escuchen, Dios me ha mandado un gran dolor. 10  He visto el cautiverio de mis hijos y de mis hijas, a que los llevó el Eterno. 11 Yo los había criado con gozo; con llanto y tristeza los vi partir. 12 Que nadie goce en verme viuda o abandonada por tantos; sufrí la soledad por los pecados de mis hijos, porque se apartaron de la Ley de Dios. 13 Desconocieron sus preceptos, no caminaron por los caminos de sus mandamientos, ni han seguido los senderos de disciplina de su verdad. Leer todo el capítulo.

¡AY DE ESOS PROFETAS IRRESPONSABLES! - Ezequiel 13:1 Me llegó una palabra de Yavé: 2 “Hijo de Hombre, profetiza contra los falsos profetas de Israel, profetiza y diles: ¡Escuchen esta palabra de Yavé!” 3 Si, esto dice Yavé: ¡Ay de esos profetas irresponsables que siguen su imaginación y no han tenido visiones! 4 Tus profetas, Israel, son como zorros en medio de ruinas. 5 No han hecho frente ni han construido fortificaciones alrededor de Israel, para que resista al ataque en el día de Yavé. 6 Dicen: Palabra de Yavé, pero son solo visiones falsas, predicciones mentirosas. Yavé no los envió, ¿y esperan que él cumpla lo que han dicho? 7 Cuando dicen: Palabra de Yavé, siendo que yo nada he dicho, ¿no es una visión falsa, una profecía mentirosa? 8 Pero Yavé dice: Me declaro en contra de ustedes debido a sus palabras huecas y a sus visiones de mentira, palabra de Yavé. 9 Castigaré a los profetas de visiones falsas, de promesas mentirosas: ya no serán admitidos en el consejo de mi pueblo, no serán más inscritos en la libreta de familia de Israel, ni entrarán en la tierra de Israel: así sabrán que Yo Soy Yavé. 10 Esos profetas engañan a mi pueblo; dicen “paz” cuando no hay paz; mi pueblo se construye un muro y ellos ponen el estuco. 11 Díganles a los que ponen el estuco: ¡Vendrán la lluvia torrencial, la caída del granizo y el viento de tormenta, 12 y el muro se caerá! Entonces les dirán: ¿Dónde está el estuco que pusieron en ese muro?

Estuco: masa preparada de yeso blanco y agua de cola que se emplea como material de objetos ornamentales que después se doran o pintan. Lechada de cal muerta y polvo de  mármol que se emplea para igualar y enlucir superficies.  

MI CÓLERA - Ezequiel 13:13 Esto dice Yavé: Mi cólera desencadena un viento tempestuoso, mi furor envía la lluvia torrencial, mi rabia lanza los granizos de la destrucción. 14 Derribo el muro que habían recubierto de estuco, lo dejo a ras del suelo y quedan al descubierto sus cimientos; cae sobre ustedes y los aplasta. Entonces sabrán que yo soy Yavé.15 Cuando mi cólera se desate contra el muro y los que lo estucaron, les preguntarán: ¿Dónde está el muro, dónde los que lo estucaron? 16 ¿Dónde están esos profetas de Israel  que profetizaban sobre  sobre Jerusalén, y que veían para ella visiones de paz cuando no había paz?, palabra de Yavé.

  Comentario: En el mundo se propagan siempre verdad y mentira. En eso los profetas no fueron privilegiados en comparación con nosotros, pues todos encontraron opositores (Ver 1º Reyes 22; Isaías 28; Jeremías 28).

Aquí Ezequiel caracteriza la actuación del falso y del verdadero profeta.  

-       El verdadero habla ordinariamente en contra de lo que la mayoría desearía oír (Ver también Jeremías 14:13).

-       En vez de callar el pecado se arriesga a denunciarlo (Ver Jeremías 23:14).

-       Indica las causas profundas del mal, en vez de proponer soluciones que solamente lo disimulen por un tiempo.

-      Está sobre la muralla, como el centinela, mirando con lucidez el juicio de Dios que se acerca.

-     Por sus palabras y su intercesión defiende a su pueblo contra la cólera de Yavé (Ezequiel 22:30).

-   Ezequiel menciona las profetisas y sus gestos, cuyo sentido preciso se nos escapa; hacían que la gente se preocupara por sueños, supersticiones y remedios ilusorios, mientras quedaban ciegos frente a sus crímenes y pecados.

DIA DE IRA, EL DIA DE YAVÉ. NI SU ORO NI SU PLATA LOS LOGRARÁN SALVAR- Sofonías 1:2 Doy mi palabra, dice Yavé, que borraré cuanto existe en la faz de la tierra. 3 Acabaré con los hombres y los animales, con las aves del cielo y los peces del mar; arrancaré al hombre de la superficie de la tierra. 4 Levantaré mi mano para castigar a Judá y a todos los habitantes de Jerusalén; sacaré todo lo que queda de Baal y hasta el nombre de sus sacerdotes. 5 Echaré fuera además a los que se arrodillan en las terrazas para adorar las estrellas; a los que si bien adoran a Yavé, juran al mismo tiempo por Yavé y por Moloc; 6 a los que se separan de Yavé y dejan de seguirlo y no lo consultan.

14 Se aproxima al gran día de Yavé, ya está cerca, ya llega corriendo. El día de Yavé, su solo estruendo  es una cosa amarga, y hasta el valiente grita de pavor. 15 Es un día de cólera aquel día, de angustia y de congoja; día de destrucción y de ruinas, de sombras y tinieblas; día de nubarrones y de neblina, 16 día en que suena el clarín en lo alto de la muralla y da la alarma en todas las fortalezas. 17 Les mandaré a los hombres la congoja, y andarán como ciegos. Su sangre será esparcida como el polvo y sus restos yacerán como basura. 18 Ni su oro ni su plata los lograrán salvar cuando estalle la cólera de Dios y consuma en el fuego de su celo al país de Judá y destruya sin deja rastro siquiera a todos los que habitan esta tierra.

Comentario: Sofonías presenta una forma amenazadora del día de Yavé. Los judíos hablaban de la venida de Yavé cada vez que le pedían una liberación. Yavé debía salvarlos de sus enemigos y  permitirles seguir en su vida sin fe ni justicia. En cambio, el profeta sabe que Yavé realizará sus propios planes; su salvación no es lo que piensan los indiferentes, y empezará por destruir a los que no se conviertan.  

Conversión: mudanza de mala vida a buena.  

NO ESTÁ LA VIDA EN EL POSEER- Lucas 12:19 Entonces yo conmigo hablaré: “Alma mía, tienes aquí muchas cosas guardadas para muchos años; descansa, come, bebe, pásalo bien”. 20 Pero Dios le dijo ¡Pobre loco! Esta misma noche te van a reclamar el alma. ¿Quién se quedará con lo que has preparado? Leer completo.  

EL DILUVIO- Génesis 6:5 Yavé vio que la maldad del hombre en la tierra era grande, y que tos sus pensamientos tendían siempre al mal. Leer completo.  

Las grandes catástrofes, ya se trate de guerras y de epidemias, o de cataclismos naturales (“cataclysmo” es la palabra hebrea de “diluvio”, mientras que el término hebreo designaba de partida la ruptura de canales de irrigación), son vistas con frecuencia como signos.

Romanos 2:5 Si tu corazón se endurece y te niegas a cambiar, te estas preparando para ti mismo un gran castigo para el día del juicio, cuando Dios se presente como justo Juez. 6 Él pagará a cada uno de acuerdo con sus obras. 7 Dará vida eterna a quien haya seguido el camino de la gloria, el honor y la inmortalidad, siendo constante en hacer el bien; 8 y en cambio habrá sentencia de reprobación para quienes no han seguido la verdad, sino más bien la injusticia.  

LOS SIETE SELLOS O EL SIGNIFICADO DE LA HISTORIA  

Sello: logotipo, marca, señal.  

Sellar: imprimir el sello a algo. Dejar la señal de una cosa en otra o imprimirle determinado carácter. // Poner fin a algo, concluir. // Fig. Cerrar, tapar, cubrir.  

VI CUANDO EL CORDERO ABRIÓ LOS SIETE SELLOS - Apocalipsis 6:1 Mientras estaba mirando el Cordero abrió el primero de los siete sellos, y oí al primero de los cuatro Seres Vivientes que gritaba como con voz de trueno: “Ven”. 2 Apareció un caballo blanco, el que lo montaba tenía un arco, le dieron una corona y partió como vencedor para vencer. 3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo Ser Viviente que gritaba: “¡Ven!”. 4 Salió entonces otro caballo de color rojo fuego. Al que lo montaba se le ordenó que desterrara la paz de la tierra y se le dio una gran espada para que los hombres se mataran unos a otros. 5 Cuando abrió el tercer sello, oí gritar al tercer Ser Viviente: “¡Ven!”. Esta vez el caballo era negro; el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Entonces se escuchó una voz de en medio de los cuatro Seres que decía: “Una medida de trigo por una moneda de plata; tres medidas de cebada por una moneda también; ya no gastes el aceite y el vino.”* 7 Cuando abrió el cuarto sello, oí el grito del cuarto Ser Viviente: “¡Ven!”. 8 Se presentó un caballo verdoso. Al que lo montaba lo llamaban Muerte, y detrás de él iba otro: el Mundo del Abismo. Se le dio poder para exterminar a la cuarta parte de los habitantes de la tierra por medio de la espada, el hambre, la peste y las fieras. 9 Cuando abrió el quinto sello, divisé debajo del altar las almas de los que fueron degollados* a causa de la Palabra de Dios y del testimonio que les correspondía dar. 10 Se pusieron a gritar con voz muy fuerte: “Santo y justo Señor, ¿hasta cuándo vas a esperar a hacer justicia y tomar venganza por nuestra sangre a los habitantes de la tierra?” 11 Entonces se les dio a cada uno un vestido blanco y se les dijo que esperaran todavía un poco, hasta que se completara el número de los hermanos y compañeros de servicio, que iban a ser muertos como ellos.  

 *6 Ver Ezequiel 4:16- Levítico 26:26 (imagen del hambre: “…comerán el pan tasado y con angustia, y beberán agua racionada y con ansiedad.”) 

Comentario: Aquí empieza la visión de los siete sellos. Cristo resucitado aclara las grandes fuerzas que impulsaban la historia sagrada. En el momento en que escribe Juan, ya ha acabado el Antiguo Testamento con el nacimiento de la Iglesia (Iglesia significa “asamblea convocada del pueblo de Dios”), y poco después, la destrucción de la patria judía. Es hora de hacer el balance. Los cuatro caballos simbolizan las fuerzas visibles que han plasmado la historia bíblica. Los otros tres sellos revelarán a los actores invisibles.

El que monta el caballo blanco es “la palabra de Dios” que él entregaba a los profetas en el Antiguo Testamento. No había venido todavía Cristo, “la” Palabra de Dios, que aparecerá más tarde montado en el mismo caballo blanco, cuando llegue la historia cristiana (Apocalipsis 19:11). Los otros tres caballos representan la guerra, el hambre y las epidemias, las grandes plagas que aquejan a la humanidad pecadora, y que hacen sentir a los hombres que necesitan salvación. Con el quinto sello se descubre otra fuerza, invisible ésta, que mueve la historia sagrada: la exigencia de justicia por la sangre de los mártires. Estos mártires anteriores a Cristo ya comparten su victoria (por eso llevan el vestido blanco); sin embargo, deben esperar que se les unan otros mártires, cristianos esta vez, los mártires de la primera iglesia, para que Dios haga justicia (Mateo 23:35).

Con el sexto sello aparecen los signos y las plagas que los profetas anunciaban para el día de Yavé, y que se verificaron en la destrucción de Jerusalén (Marcos 13:24). Una vez más se ve que la cifra 7 se descompone en 4 y 3; 4 es la cifra de la tierra, y 3 la del Cielo (igual como en las peticiones del Padre nuestro). Cuatro caballos para los factores terrestres de la historia, y tres elementos celestiales: las almas de los mártires, los astros del cielo, y en 8:1 la decisión del juicio.  

*9 Esta oración y la respuesta que recibe son un caso único en los libros litúrgicos. Tal vez haya que decir que la revelación cristiana hace de los mártires y de las víctimas de todo tipo, los actores más poderosos de la obra de Dios en la historia.

CUANDO EL CORDERO ABRIÓ EL SEXTO SELLO- Apocalipsis 6:12 Y mi visión continuó. Cuando el Cordero abrió el sexto sello, se produjo un violento terremoto, el sol se puso negro como vestido de luto, la luna entera se tiñó como de sangre 13 y las estrellas del cielo cayeron a la tierra como una higuera deja caer sus higos verdes al ser agitada por el huracán. 14 El cielo se replegó como un pergamino que se enrolla y no quedó cordillera o continente que no fueran arrancadas de su lugar. 15 Los reyes de la tierra, los ministros, los generales, los ricos, los poderosos y toda la gente, tanto esclavos como hombres libres, se escondieron en las cavernas y entre las rocas de los cerros, 16 y decían: “Caigan sobre nosotros, cerros y rocas y ocúltennos del que se sienta en el trono y de la cólera del Cordero, 17 porque ha llegado el gran día de su enojo, y ¿quién lo podrá aguantar?  

Comentario: Cuando el Cordero abre el sexto sello del Libro, sobreviene una catástrofe: un gran terremoto que todo lo desestabiliza, no solo los cimientos de la tierra (6:12-14), sino también los fundamentos de la sociedad (6:15). Este cataclismo cósmico y sus señales se presenta siguiendo modelos de la literatura apocalíptica y también profética (Isaías 24-27; 34-35; Daniel). Más que sucesos físicos, muestran que, cuando el Señor se haga presente en el día elegido por él, se conmocionará todo, la humanidad, la historia y el cosmos, para mal de los rebeldes y para bien de los que son fieles al Señor (Isaías 13:9-13; Amós 5:18-20; Sofonías 1:14). El cataclismo, por tanto, tiene un carácter punitivo, porque muestra las consecuencias desastrosas para un mundo que libremente se cierra a la obra de Dios. Pero también tiene carácter salvífico y recreador, puesto que la presencia demoníaca en el mundo, sea cual sea su extensión y dominio, tendrá que enfrentarse a la ira de Dios, que la derrotará. Los que resistan el embate del mal y perseveren participarán de la salvación que Dios ha reservado a los Israelitas, que, marcados con su sello (Apocalipsis 7:1- 8), se dejan pastorear por el Cordero (7:9-17). Entonces Dios hará surgir una humanidad, una historia y un cosmos nuevos, sin los límites impuestos por el mal, pues su pastor es el Cordero.  

EL TOQUE DE LAS SIETE TROMPETAS  

ESTE CAPÍTULO ES UNO DE LOS QUE ATRAEN MÁS LA CURIOSIDAD Y QUE HAN DADO A LA PALABRA “APOCALIPSIS” EL SENTIDO QUE MUCHOS LE ATRIBUYEN: TODAS LAS CALAMIDADES A NIVEL MUNDIAL.

  Siete: Número sagrado y mágico. Siete fueron los dones del Espíritu Santo, siete los Sacramentos, siete las iglesias del Apocalipsis, siete las espigas y las vacas del sueño de faraón. Entre los antiguos, el valor de algunos números estaba relacionado con la idea de divinidad y de cosmos.  

Trompeta: instrumento musical de viento. En las Sagradas Escrituras se emplean las palabras hebreas “Shofar”: propiamente un cuerno de carnero; y “Chatsotserah”: trompeta recta de metal. Esta última era empleada en el ritual del templo. Con trompetas se anunciará la segunda venida de Jesucristo y la resurrección de los muertos (Levítico 23:23/34; Números 20:1-6).  

CUANDO POR FIN EL CORDERO ABRIÓ EL SEPTIMO SELLO* - Apocalipsis 8:1 Cuando el Cordero abrió el séptimo sello, se produjo en el cielo un silencio como de media hora. Luego vi a los siete ángeles que están de pie delante de Dios; se les entregaron siete trompetas. 3 Otro ángel vino y se paró delante del altar de los perfumes con un incensario de oro. Se le dieron muchos perfumes: las oraciones de todos los santos que iba a ofrecer en el altar de oro colocado delante del trono.* 4 Y la nube de perfumes, con las oraciones de los santos, se elevó de las manos del ángel hasta la presencia de Dios. 5 Después el ángel tomó su incensario, lo llenó con brasas del altar y las arrojó sobre la tierra: hubo tremendos truenos, relámpagos y terremotos. 6 Los siete ángeles de las siete trompetas se prepararon para tocar.  

*El séptimo sello no aporta nada; no es más que la introducción a otra serie de siete: las siete trompetas. Y así será hasta el final, el séptimo va encadenado con una nueva visión de siete signos.  

*3 Los espíritus servidores de Dios intervienen en los acontecimientos de la historia e incluso en nuestras relaciones con Dios.  

Comentario: A la parte de los sellos (Apocalipsis 6-7) sigue esta tercera, centrada en las trompetas, (nota a 4:1-22:5), con el fin de presentar cómo actúan las fuerzas del mal y sus protagonistas y cómo se desarrollará la historia. Estamos ante una teología de la historia que pone en juego los elementos que conforman la obra salvadora de Dios. El Cordero rompe el séptimo sello, que mantiene hermético el Libro en el que está escrito el significado de la historia y su fin. Todo está pronto para para la acción definitiva de Dios en la historia, para juzgarla y recrearla, haciendo nuevas todas las cosas. El sonido de las trompetas, tal como en el Antiguo Testamento (Éxodo 19:16-19) advierte de la cercanía de Dios y su intervención entre los hombres. La acción de las fuerzas demoníacas, descritas con potentes imágenes y según la apocalíptica judía y profética, se realiza a la par que la de Dios.  

LAS CUATRO PRIMERAS TROMPETAS - Apocalipsis 8:7 Tocó el primero, y se produjo granizo y fuego mezclado con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra: se quemó la tercera parte de la tierra, la tercera parte de los árboles ardió y toda la hierba verde se abrasó. 8 Tocó el segundo ángel su trompeta, y algo así como un inmenso cerro fue echado al mar: la tercera parte del mar se convirtió en sangre, 9 la tercera parte de los seres que viven en el mar pereció y un tercio de los navíos naufragó. 10 Tocó el tercer ángel tocó su trompeta, y una estrella grande, que parecía un globo de fuego, cayó del cielo sobre la tercera parte de los ríos y de los manantiales de agua. 11 La estrella se llama “Ajenjo”: la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y mucha gente murió a causa de las aguas que se habían vuelto amargas. 12 Tocó el cuarto ángel tocó su trompeta, y quedó afectada la tercera parte del sol, de la luna y de las estrellas: perdieron un tercio de su claridad, la luz del día disminuyó un tercio, y lo mismo la de la noche. 13 Y mi visión continuó: oí a un águila que volaba por lo más alto del cielo y que decía con voz potente: “¡Ay, ay, ay de los habitantes de la tierra cuando resuene el sonido de las trompetas que los tres últimos ángeles van a tocar.”  

Comentario: Las trompetas anuncian la inminente intervención de Dios convocando a juicio (nota a 1:8-15), no para destruir todo, pues solo quedará destruida la tercera parte de la tierra y las creaturas, sino para poner todo en movimiento hacia una nueva creación. Por tanto, aún hay tiempo para la conversión (9:20). Las cuatro primeras trompetas indican que Dios ya está interviniendo, pero su presencia y acción en la historia se da de tan diversas formas que cada vez es preciso identificarlo. Los castigos siguen los parámetros de algunas de las plagas de Egipto, como el granizo, o el mar, o el agua convertida en sangre, la oscuridad, las langostas (9:3- Éxodo 7:10). Pero, así como en Egipto, la acción de Dios es para defender a los que le son fieles y, con ellos, constituirse un pueblo libre y santo para sí. Sin embargo, también como en Egipto, el corazón de muchos se endurece. Si las cuatro primeras trompetas trajeron tal conmoción a la tierra y aún no dañan directamente al ser humano, ¿qué ocurrirá cuando suenen las tres que faltan?; de aquí los tres “ayes” anticipando un desastre que se aproxima y la angustia que le sigue (Apocalipsis 8:13).  

EL QUINTO ÁNGEL TOCÓ LA TROMPETA… Apocalipsis 9:1 Y tocó el quinto ángel. Vi entonces una estrella que había caído del cielo a la tierra. Le fue entregada la llave del pozo del abismo. 2 Abrió, pues, el pozo del abismo, y del pozo subió una humareda como la de un horno inmenso que oscureció el sol y el aire. 3 De esa humareda salieron langostas que se esparcieron por la tierra, y se les dio la misma capacidad que tienen los alacranes de la tierra. 4 Se les ordenó que no causaran daño a las praderas, ni a las hierbas, ni a los árboles, sino solo a los hombres que no llevaran el sello de Dios en la frente. 5 No podían matarlos, sino únicamente atormentarlos durante cinco meses con un dolor semejante al que produce la picadura del alacrán. 6 En aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; querrán morir, pero la muerte huirá de ellos. 7 Estas langostas se parecen a caballos aparejados para la guerra. Pareciera que tienen en la cabeza coronas de oro y rostros como de seres humanos; 8 sus cabellos son como los de mujer y sus dientes como los de leones. 9 Tienen corazas de hierro y el sus alas hacen el mismo que un ejército de carros con muchos caballos que corren al combate. 10 Tiene colas como de alacranes, y en las colas aguijones para torturar durante cinco meses a los hombres. 11 Tienen un rey, el ángel del Abismo, que en hebreo se llama Abadón y en griego Apolión (en castellano, Destrucción). 12 El primer “¡ay!” ha pasado. Vienen todavía otros dos detrás.   

Comentario: La quinta trompeta y el primer “ay” (9:12), presentan al enemigo de la salvación de Dios: el ángel del Abismo (9:11), sitio donde, según tradiciones judías, encerraron a los ángeles rebeldes. El ángel del Abismo interviene en el mundo con sus devastadores poderes, que se comparan- con lujo de detalles- a langostas con veneno de escorpión (9:3). Y como plaga de langostas, feroces y crueles (Isaías 33:4; Joel 1:3-4; Jeremías 51:27), todo lo invade, infiltrando personas, conductas y estructuras. Su nombre en griego, “Apolión” (Apocalipsis 9:11), describe su función entre los habitantes de la tierra, pues todo lo “destruye, extermina, aniquila”. Como poder diabólico, su fin es la maldad, por lo que genera violencia y guerras, seducción y falsos valores con estatus de dioses, engaño y opresión. Sin embargo, la comunidad sabe que las fuerzas diabólicas han sido vencidas por el Cordero y están controladas por Dios, lo que no significa que su capacidad de seducción está neutralizada. Su maldad, sin embargo, no alcanzará a los que lleven la marca divina en la frente y sean fieles a Dios (7:3). Éstos, aunque vean y experimenten los mismos sufrimientos e incluso la misma maldad que otros, deberán interpretarlos y vivirlos desde la soberanía salvadora de Dios, la cual ya gozan (13:10).  

EL SEXTO ÁNGEL TOCÓ LA TROMPETA… Apocalipsis 9:13 Tocó el sexto ángel su trompeta. Entonces oí una voz que salía de las cuatro esquinas del altar de oro que está delante de Dios. 14 Decía la voz al ángel de la sexta trompeta: “Suelta a los cuatro ángeles inmovilizados a orillas del gran río Éufrates.” 15 Y fueron soltados los cuatro ángeles que esperaban la hora,  el día y el lugar para exterminar a la tercera parte de la humanidad. 16 El número de los soldados de a caballo era de doscientos millones; es el número que oí. 17 Así vi a los caballos y a los que los montaban: tenían corazas color fuego, jacinto y azufre; las cabezas de los caballos son como cabezas de leones y de sus bocas sale fuego, humo y azufre. 18 La tercera parte de la humanidad fue exterminada por estas tres plagas: fuego, humo y azufre, que salían de la boca de los caballos. 19 Es temible la boca de los caballos, pero también lo son las colas. Pues las colas son como serpientes y terminan en cabezas con las que causan daño. 20 PERO LOS SOBREVIVIENTES, LOS QUE NO FUERON EXTERMINADOS POR ESTAS PLAGAS, NO RENUNCIARON A SUS PRÁCTICAS, CONTINUARON ADORANDO A LOS DEMONIOS, CON ÍDOLOS DE ORO, PLATA, BRONCE, PIEDRA Y MADERA, QUE NO PUEDEN VER, OÍR NI CAMINAR. 21 NO SE ARREPINTIERON DE SUS CRÍMENES, NI DE SUS BRUJERÍAS, NI DE SU INMORALIDAD SEXUAL, NI DE SUS ROBOS.

Comentario: Cuando el sexto ángel toca la trompeta respondiendo a las oraciones de los santos, la intervención de Dios en la historia asume un nuevo aspecto, aunque siempre con la misma finalidad: castigar a unos y resguardar a otros. Este largo relato (9:13; 11:4) se presenta en tres momentos: la caballería infernal (9:12-31), el pequeño libro (10:1-11) y los dos testigos (11:1-14). Dios ordena desatar a los cuatro ángeles de la venganza encadenados junto al río Éufrates, lugar hasta donde llegaba por oriente el Imperio romano y comenzaba el dominio del ejército parto, al que quizá se aluda. Los ángeles, que dependen de Dios y con su autorización, actúan en la historia humana como instrumentos de su ira, para que los hombres y naciones se arrepientan de sus malas obras. La ira divina se desatará en un momento determinado (9:15 “hora, día, mes y año”) y tomará la figura simbólica de incontables y resistentes jinetes que superarán todo ejército conocido y toda resistencia humana. Los destinatarios del castigo son la tercera parte de los hombres, dato específico de esta parte dedicada a las trompetas (8:7; nota a 8:1-11, 14). Con todo, a pesar del colosal castigo, muchos seguirán obstinados por la dureza de su corazón (9:20-21), tal como el faraón de Egipto cuando Dios rescató a las tribus de Israel para hacerlas su pueblo.  

EL TIEMPO LLEGÓ A SU FIN - Apocalipsis 10:1 Vi después otro ángel formidable que bajaba del cielo envuelto en una nube; el arco iris rodeaba su cabeza, su cara era como el sol y sus piernas como columnas de fuego. 2 En la mano tenía un librito abierto. Colocó el pie derecho sobre el mar y el izquierdo sobre la tierra 3 y gritó su anuncio con voz tremenda, parecida al rugido del león; al momento que los siete truenos entregaron su propio mensaje. 4 Yo me preparaba a escribir lo que habían dicho los siete truenos, cuando una voz desde el cielo me dijo: “Guarda en secreto estas palabras de los siete truenos, no escribas nada”. 5 Entonces el ángel que había visto de pie sobre el mar y la tierra levantó su mano derecha al cielo 6 y juró por el que vive por los siglos de los siglos, el que creó el cielo y la tierra, el mar y cuanto hay en ellos: “Ya no habrá más demora; 7 apenas se oiga el sonido de la trompeta del séptimo ángel, se habrá cumplido el plan misterioso de Dios, tal como lo había hecho anunciar por medio de sus siervos, los profetas.  8 La voz que me había hablado desde el cielo se dirigió de nuevo a mí y me dijo: “Acércate al ángel que está de pie sobre el mar y la tierra, y toma el librito que tiene abierto en la mano.” 9 Me acerqué al ángel y le dije que me diera el librito. Me respondió: “Toma, cómetelo; en tu boca será dulce como la miel, pero te producirá acidez en el estómago”. 10 Tomé el librito de la mano del ángel y me lo comí; en la boca era dulce como la miel, pero cuando terminé de comerlo se me volvió amargo en el estómago. 11 Entonces me dijeron: “Tienes que profetizar de nuevo amenazando a muchos pueblos, naciones, lenguas y reinos.”  

Comentario: un mensajero o ángel viene del cielo con una doble finalidad: entregar a Juan un librito abierto (nota a 9:13-21) e informar de que, al sonido de la séptima trompeta, se cumplirá el plan salvador de Dios.  Se presenta revestido de poder y de elementos propios de teofanías o manifestaciones de Dios (nube, arco iris, sol, fuego). Los truenos encarnan la voz del Señor, que convoca a juicio. Por tanto, comienzan a cumplirse en su totalidad los designios de Dios ya conocidos por los profetas y escritos en el libro que solo el Cordero pudo abrir (5:1). Una vez revelados estos acontecimientos, Juan tiene que anunciarlos. Su conocimiento es dulce, pero su aceptación implica una laboriosa interiorización (10:9; Ver Ezequiel 2:8; 3:3). No siempre el plan de Dios agrada a quien lo anuncia ni a sus destinatarios, y así lo experimentaron los profetas del Antiguo Testamento (Jeremías 20:8-9). El triunfo de Dios llega por el sufrimiento, tal como se manifestó en la cruz de Jesucristo. La asamblea cristiana tiene que contemplar este misterio para no desesperarse ante la arremetida del mal. Al contrario, que se llene de esperanza, pues si embiste la maldad es porque se avecina el reinado definitivo de Dios mediante su cordero. Mientras tanto, a cada miembro le corresponde- por una parte- preparar un corazón puro, lejos de la idolatría (Apocalipsis 9:20-21), para aceptar el plan salvífico de Dios contenido en el Libro (Efesios 3:1-13; Colosenses 1:25-27) y- por otra- estar vigilante y ser fiel en medio de lo que va a suceder.

LOS DOS TESTIGOS, ANTES DEL TOQUE DE LA SÉPTIMA TROMPETA- Apocalipsis 11:3 Yo enviaré a mis dos testigos vestidos con ropa de penitencia para que proclamen mi palabra durante mil doscientos sesenta días.*

7 Cuando hayan concluido su testimonio, la bestia que sube del abismo les harpa la guerra, los vencerá y los matará.

10 Los habitantes de la tierra se alegran y se felicitan por ello, y se intercambian regalos, porque estos dos profetas eran para ellos un tormento. 11 Pero pasados los tres días y medio, un espíritu de vida procedente de Dios entró en ellos, y se pusieron de pie, lo que provocó un espanto entre los mirones. 12 Entonces una voz poderosa les gritó desde el cielo: “Suban”. Y subieron al cielo en medio de la nube a la vista de sus enemigos. 13 En ese momento se produjo un violento terremoto y se derrumbó la décima parte de la ciudad, pereciendo en el cataclismo siete mil personas. Los supervivientes se llenaron de espanto y reconocieron al Dios del cielo. 14 El segundo ¡ay” ya pasó. El tercero está por llegar enseguida. 

Comentario: la presente página glorifica el apostolado cristiano: sus luchas, sus mártires y su premio. Los dos testigos personifican a los apóstoles cristianos de todos los tiempos. No se olvide que Jesús envió a sus discípulos de dos en dos (Ver Marcos 6:7- Lucas 10:1).  

*3 Mil doscientos sesenta días, o sea, tres años y medio, significa un tiempo de pruebas.  

EL SÉPTIMO ÁNGEL TOCÓ LA TROMPETA- Apocalipsis 11:15 Tocó el séptimo ángel su trompeta; entonces resonaron grandes voces en el cielo: “Ahora el mundo ha pasado a ser el reino de nuestro Dios y de su Cristo. Sí, reinará por los siglos de los siglos.” 19 Entonces se abrió el Santuario de Dios en el Cielo y pudo verse el Arca de la Alianza de Dios dentro del Santuario. Se produjeron relámpagos, fragor y truenos, un terremoto y una fuerte granizada.  

Comentario: Con la séptima trompeta, se inaugura el reino de Dios. Se ve en el Cielo el templo celestial que reemplaza el templo material de Jerusalén; una nueva arca simboliza la nueva alianza de Dios con los creyentes de todas las naciones.  

TOQUEN LA TROMPETA, DEN LA ALARMA- Joel 2:1 ¡Toquen la trompeta en Sión! Den la alarma en mi monte santo. ¡Tiemblen todos los habitantes del país! Porque está cerca el día de Yavé: ¡Ahí viene! 2 Día de tinieblas y de oscuridad, día de nubes y de espesa niebla!    

LAS SIETE ÚLTIMAS PLAGAS

Apocalipsis 15:1 Luego vi en el cielo otra señal grande y maravillosa: siete ángeles que llevaban siete plagas, las últimas, porque con ellas se consuma la cólera de Dios. 2 Vi también como un mar de cristal destellante, y a los vencedores de la bestia, de su imagen, de la cifra de su nombre, que se colocaban sobre el mar de cristal, llevando las arpas celestiales en sus manos. 3 Éstos cantan el cántico de Moisés, servidor de Dios, y el cántico del Cordero: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios, Todopoderoso. Justicia y verdad guían tus pasos, oh Rey de las naciones. 4 ¿Quién no dará honor y gloria a tu nombre, oh Señor? Tú solo eres santo, y todas las naciones vendrán y se postrarán ante ti, porque tus fallos se han dado a conocer. 5 Después se abrió el santuario de la Tienda del Testimonio 6 y salieron del Santuario los siete ángeles portadores de las siete plagas, vestidos de lino puro resplandeciente y ceñido su pecho con cinturones de oro. 7 Uno de los cuatro Vivientes entregó a los siete ángeles siete copas* de oro llenas del furor de Dios, que vive por los siglos sin fin. 8 Entonces el Santuario se llenó de humo por estar allí la gloria de Dios y su poder, de modo que nadie podía estar en él hasta que se consumaran las siete plagas de los siete ángeles.

*7 Las siete copas son como una nueva versión de las siete trompetas de los capítulos 8 y 9.  

Comentario: Los siete ángeles vestidos con ornamentos sacerdotales (15:6) son los ministros que transportan las copas repletas de la ira de Dios (nota a 14:14-20), último signo para conseguir la conversión de la humanidad. Las copas representan el castigo reservado a los seguidores del Dragón o Satanás, a quien la Bestia sirve (14:2). Los que han permanecido fieles al Cordero y no han dejado que la Bestia los seduzca (14:2: “estaban de pie”) entonan un cántico a Dios por su poder y santidad, y por conducirlos por caminos justos. Que esta alabanza sea llamada “cántico de Moisés” (15:3; ver Éxodo 15:1-18) muestra que el misterio pascual del Cordero se entiende como un nuevo éxodo, esta vez para arrancar al fiel de la muerte que causa la Bestia y otorgarle la vida eterna. El Templo celestial se abre (Apocalipsis 11:19), signo de que Dios se ofrece en perfecta comunión con los suyos, relación del todo distinta a la que fue posible en la Tienda del encuentro durante la trashumancia de Israel a la tierra prometida (Éxodo 33:7-11) y, más tarde, en el Templo de Jerusalén. Con todo, el Templo celestial se llena de humo que brota de la gloria de Dios, pues sigue siendo un misterio inefable e inalcanzable a los ojos humanos (Apocalipsis 19:16-20; ver 1° Reyes 8:10-11). Dios lleva a cabo una nueva creación que contempla la derrota definitiva de las fuerzas hostiles al Cordero y a los suyos, derrota que se indica con la imagen de que estos estarán “de pie sobre el mar de cristal”, símbolo del mal (Apocalipsis 15:2).  

CASTIGO DE LAS NACIONES, VISIÓN DE LA COPA DE LA IRA DIVINA - Jeremías 25:27 Y les dirás: “Esta es la orden de Yavé Sabaot, el Dios de Israel: Tomen, emborráchense, vomiten; caigan al sielo sin poder levantarse bajo la espada que dirigiré contra ustedes.” 28 Y si se niegan a tomar de la copa que tú les presentes, les dirás: “Esto les dice Yavé: Ustedes tienen que beber, 29 porque la ciudad que lleva mi nombre es la primera que empiezo a castigar, ¿y ustedes quedarán sin castigo? No, porque Yo mismo dejaré caer la espada contra todos los habitantes de la tierra”, dice Yavé de los Ejércitos.    

Se encuentran aquí de nuevo imágenes que provienen de las plagas de Egipto (Ver Éxodo Capítulo 7 y siguientes) y de varios textos proféticos: agua convertida en sangre, la intervención el en Éufrates, la invasión de los espíritus diabólicos…y de nuevo, los castigos divinos son presentados bajo la forma de una gran liturgia. Nuestra generación también será juzgada. Muchos se han asustado en los primeros tiempos de ciertas enfermedades, y ninguno se atrevió a hablar de un juicio de Dios ni a renunciar a la licencia sexual. Pero ya se están avecinando otras plagas.  

YA QUE JUZGARON INÚTIL CONOCER A DIOS…Romanos 1:25 Cambiaron la verdad de Dios por la mentira. Adoraron y sirvieron a seres creados en lugar del Creador, que es bendecido por todos los siglos: ¡Amén! 26 Por esto Dios dejó que fueran presa de sus pasiones vergonzosas: ahora sus mujeres cambian las relaciones sexuales normales por relaciones contra la naturaleza. 27 Los hombres, asimismo, dejan a relación natural con la mujer y se apasionan los unos por los otros; practican torpezas varones con varones, y así reciben en su propia persona el castigo merecido por su aberración. 28 Ya que juzgaron inútil conocer a Dios, Dios a su vez los abandonó a los errores de su propio juicio, de tal modo que hacen absolutamente todo lo que es malo. 29 En ellos no se ve más que injusticia, perversidad, codicia y maldad. Rebosan de envidia, crímenes, peleas, engaños, mala fe, chismes 30 y calumnias. Desafían a Dios, son altaneros, orgullosos, farsantes, hábiles para lo malo y no obedecen a sus padres. 31 Son insensatos, desleales, sin amor, despiadados. 32 Conocen las sentencias de Dios y saben que son dignos de muerte quienes obran de esa manera. Pero no solamente lo hacen, sino que aprueban a los que actúan de igual modo.  

DERRAMEN SOBRE LA TIERRA LAS SIETE COPAS DE LA IRA DE DIOS - Apocalipsis 16:1 Y desde el Templo oí una voz potente que ordenaba a los siete ángeles: “Vayan y derramen sobre la tierra las siete copas del furor de Dios.” 2 El primer ángel fue y derramó su copa sobre la tierra, y todos los seres humanos que tenían la marca de la Bestia y adoraban su imagen, se llenaron de llagas malignas y dolorosas. 3 El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, que se convirtió en sangre como de muerto, pereciendo todos los seres vivos que había en él. 4 El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos y sobre los manantiales, y sus aguas se convirtieron en sangre. 5 Y oí al ángel de las aguas que decía: “Eres justo, tú, el Santo, el que es y el que era, porque sentencias con justicia, 6 porque ellos, que derramaron sangre de santos y profetas, se merecían que les diera a beber sangre.” 7 Y oí que decían desde el altar: “¡Sí, Señor Dios Todopoderoso, verdaderos y justos son tus juicios!” 8 El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, y a este se le permitió abrasar a los hombres con fuego; 9 entonces un calor ardiente abrasó a los seres humanos. Sin embargo en lugar de arrepentirse y dar gloria a Dios, blasfemaron contra su Nombre, contra quien tiene poder sobre tales plagas. 10 El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la Bestia, y su reino quedó envuelto en tinieblas. La gente se mordía la lengua de dolor 11 y, a causa de sus dolores y llagas, blasfemaron contra el Dios del cielo, sin arrepentirse de su conducta. 12 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates, y sus aguas se secaron, quedando libre la vía para los reyes que venían de Oriente. 13 Vi entonces que de las bocas del Dragón, de la Bestia y del falso profeta salían tres espíritus inmundos que se asemejaban a los sapos. 14 Se trataba de espíritus demoníacos que realizaban signos y que iban a reunir a los reyes de todo el mundo para combatir en el gran día del Dios todopoderoso. 15 -¡Mira! ¡Vengo como un ladrón! Dichoso el que esté alerta y conserve sus ropas. ¡No tendrá que andar desnudo, mostrando sus vergüenzas!-. 16 Y reunieron a los reyes en el lugar que se llama en hebreo “Harmaguedón.”  

Comentario: Las siete copas ya están dispuestas (nota a 15:1-8). El relato sigue el modelo literario de las siete trompetas (8:6 y sig.) y, como este, se inspira en las plagas de Egipto (Éxodo 7:8-11; 10). Las calamidades afectarán ahora a la totalidad de la creación, a diferencia de la que ocurrió con las trompetas (Apocalipsis 8:7-12). Al igual que estas (8:6), el autor presenta las copas en su conjunto, luego una a una. Una voz poderosa que proviene del Templo celestial, donde está el trono del Señor del cosmos, ordena a los siete ángeles dirigirse a la tierra y derramar en ella sus copas. Los enemigos de Dios se reúnen en “Harmaguedón” (16:16) o “Montaña de Meguidó” lugar situado en la llanura de Esdrelón, al pie del monte Carmelo, escenario histórico de grandes combates. Todo está listo para la gran batalla y el juicio final (16:17). Se le pide a la comunidad tomar distancia y estar alerta (16:15), porque, al igual que los tiempos del éxodo, Dios mismo intervendrá para liberar a la humanidad del dominio del Dragón y sus Bestias, y conducirla a la plenitud de la salvación. Entre los males aniquilados está la idolatría de Roma, que da culto al emperador como si se tratara de una divinidad (16:10-11). Los reyes partos, la principal amenaza de Roma, están listos para aniquilar al imperio idólatra (16:12). Mediante estos instrumentos, suscitados por Dios, derrotará a sus oponentes y concederá una salvación y una paz que el Imperio, con todo su poder, nunca pudo ofrecer. La última copa introduce el juicio de Dios, contenido de la parte final del Apocalipsis.  

Copa: Cuando el Antiguo Testamento habla de “copa de ira” o “copa que emborracha” (Isaías 51; 17:22; Jeremías 25:15/16) suele tener el significado de un dolor intenso, porque la metáfora de tomarse el amargo vino de una copa hasta terminarlo, simboliza los castigos que Dios enviará a Israel y a los pueblos por sus pecados. Jesús, en la oración del Getsemaní, habla de tomar la copa para referirse a los futuros dolores de la pasión (Mateo 26:39-42), y eso mismo les pide a dos de sus discípulos que buscaban puestos de poder y honor (Marcos 10:38).  

EL JUICIO O LA ANIQUILACIÓN DEL MAL

EL SÉPTIMO ÁNGEL DERRAMÓ SU COPA EN EL AIRE - Apocalipsis 16:17 Finalmente el séptimo ángel derramó su copa en el aire, y salió una voz potente procedente del Templo, desde el trono, que dijo: “¡Ya está hecho!” 18 Y hubo relámpagos, estampidos, truenos y un violento terremoto como nunca había sucedido desde que los seres humanos existen sobre la tierra. 19 La gran Ciudad se partió en tres, y las ciudades del mundo se derrumbaron. Y Dios se acordó de la gran Babilonia para hacerle beber el vaso con el vino de su ira ardiente. 20 Entonces todas las islas se ocultaron y las montañas desaparecieron. 21 Y una fuerte granizada semejante a piedras de unos treinta y cinco kilos, cayó del cielo sobre los seres humanos. Y estos blasfemaron contra Dios por la plaga de granizo, porque era una plaga realmente destructiva.  

Comentario: Esta última parte comienza describiendo la séptima copa que desencadena el desenlace de la historia y resuelve el drama del hombre (notas a 4:1:22-5 y 16:1-16). Las imágenes empleadas no se prestan para interpretarlas una por una y en cada uno de sus detalles. Luego de la introducción (16:17-21) se presenta la gran Prostituta y las Bestias que se oponen a la comunión del hombre con Dios y enmarañan la historia (Apocalipsis 17). Pero Dios ha puesto en el seno de esta una fuerza de redención, Jesucristo, el Cordero, que derrotó a la gran Babilonia, representación de los  poderes socio-políticos opresores e idólatras, de aquí el canto fúnebre (Apocalipsis 18) inspirados en elegías bíblicas. Al duelo por la derrota de Babilonia sigue el canto festivo por el triunfo de Dios y su Cordero, una de más solemnes doxologías del Apocalipsis (19:1-10). Luego se describe cómo y a quienes Jesucristo derrotó: al Dragón y a los que le sirven, las dos Bestias y reyezuelos de la tierra (19:11-20-15). En adelante solo reina Dios y el bien (21:1-8). Se termina el relato describiendo la obra decisiva de Dios (21:9; 22:5): una Ciudad fiel y santa que desciende de él, Esposa del Cordero, y el paraíso restituido como tierra y cielo nuevo donde vivirá la nueva humanidad de los que lleven “el sello” de pertenencia a Dios y del Cordero (7:3: sfragizo) y en el que no tendrán cabida los que lleven la “marca” del imperio romano (13:16: járagma). La séptima copa, a diferencia de las seis anteriores, se derrama en el aire, sede de fuerzas mucho más poderosas que los seres humanos, pero todas sometidas a Dios (Efesios 6:12; Colosenses 1:16). Algunas de estas son hostiles (demonios, espíritus impuros…), pues causan enfermedades y desgracias que aquejan a los hombres (Marcos 1:32-34). Luego Dios decreta que toda la historia llegue a su fin (Apocalipsis 16:17), por lo que solo se espera el juicio final. Según la literatura Apocalíptica, fenómenos meteorológicos y terremotos como los descritos (16:18-21) preceden a la manifestación definitiva de Dios, que interviene para restaurar la justicia quebrantada. La primera afectada es la “la gran Babilonia” (16:19), es decir, Roma, quien tendrá que beber la copa de la ira de Dios, imagen del castigo que sufrirán sus habitantes por no convertirse de su idolatría (nota a 14:14-20). Estamos, pues, en el principio del fin.  

TE VOY A MOSTRAR EL JUICIO CONTRA LA GRAN PROSTITUTA  

Apocalipsis 17:1 Entonces vino uno de los siete ángeles que llevaba las siete copas y me dijo. “Ven, te voy a mostrar el juicio contra la gran Prostituta, la que está sentada sobre aguas torrenciales, 2 con la que se prostituyeron los reyes de la tierra y los habitantes del mundo se embriagaron con el vino de su prostitución.” 3 Y en espíritu me llevó al desierto. Y vi a una Mujer sentada sobre una Bestia color escarlata. La Bestia estaba cubierta de nombres blasfemos, tenía siete cabezas y diez cuernos. 4 La Mujer vestía de púrpura y escarlata, adornada con oro, piedras preciosas y perlas. En su mano llevaba un vaso de oro lleno de abominaciones, las inmundicias de su prostitución, 5 y en su frente estaba escrito un nombre misterioso: “La gran Babilonia, la madre de las prostitutas y de las abominaciones de la tierra.” 6 Y vi que la Mujer se embriagaba con la sangre de los santos y la sangre de los testigos de Jesús. Al verla quedé profundamente asombrado.  7 Y el ángel me dijo: “¿Por qué te asombras? Voy a explicarte el misterio de la Mujer y de la Bestia que la lleva, esa que tiene siete cabezas y diez cuernos. 8 La Bestia que acabas de ver era, pero ya no es: subirá del Abismo, pero para ser destruida. Los habitantes de la tierra cuyos nombres no están inscritos en el Libro de la vida desde que el mundo es tal quedarán asombrados al ver que la Bestia era, pero ya no es, aunque reaparecerá.” 9 ¡Ahora es cuando se requiere una mente sabia!  

Comentario: Babilonia o “la gran Prostituta” (17:1) es la ciudad prototipo de todo sistema sociopolítico rebelde a Dios, que endiosa creaturas abandonando al Creador y persigue a los que dan testimonio de Jesús (17:5-6). Es bastante probable que el autor se refiera a la Roma de entonces, con sus siete colinas, referencia a “siete cabezas” o emperadores (17:9-10) que fueron los que más favorecieron-con sus reyezuelos aliados-una política de opresión y endiosamiento del César (17:12-14). Este conjunto de personas y organización política es símbolo del Anticristo, causante de una destrucción real, aunque parcial y temporal, puesto que la historia está regida por Dios y el reinado de su Cordero, constituido soberano universal y eterno (17:14). Jesucristo, “el que es, el que era y el que viene” (1:8; 4:8), se enfrenta a la Bestia “que era, pero ya no es” (17:8-11), y a la mujer sentada en ella, polo opuesto a la Mujer del Apocalipsis 12. Por más inteligente y poderosas que sean la Bestia y la mujer (17:3b; 8:11) están derrotadas y, aunque la Bestia reaparezca por un tiempo (17:8-16), el Cordero resucitado vive para siempre, para proteger a los suyos y hacerlos partícipes de su reinado. No hay lugar para un sistema socio - político diabólico, pues bajo el pastoreo del Cordero solo hay cabida para una humanidad nueva conformada por los “santos” o “elegidos” de Dios (17:6-14). Los símbolos quedan abiertos para que, con “una mente sabia” (17:9), se descubra dónde hoy se concretan.  

Blasfemos: que contiene o dice blasfemias.  

Blasfemia: la palabra “blasfemar” significa “difamar” o “calumniar” (Santiago 2:7). En la mayor parte de la Biblia se trata de una blasfemia que ofende a Dios o a las personas a Él consagradas (1º Macabeos 7:34; Tobías 1:18; Apocalipsis 13:1). Debía ser castigada con la muerte (Levítico 24:11) y este fue el motivo de la condenación a muerte de Jesús (Marcos 15:26; Juan 10:33; Mateo 26:63). El rechazo consciente y obstinado de Cristo o del Espíritu, en cuanto constituye un pecado excepcionalmente grave es también denominado blasfemia (Lucas 12:10).

PÚRPURA Y ESCARLATA- Baruc 6:71 Al ver que la púrpura y escarlata se apolillan sobre ellos, conocerán claramente que no son dioses. Ellos mismos son devorados al fin por la polilla, y pasan a ser vergüenza de su país. 72 Más vale el varón justo que no tiene ídolos, porque nadie le quitará su fama.  

DIOS SE VALE DE ELLOS - Apocalipsis 17:17 Porque Dios se vale de ellos para ejecutar su plan, y les ha inspirado la misma intención de poner sus fuerzas al servicio de la bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios.  

PROSTITUCIÓN – PROSTITUTA: En los tiempos más antiguos, la prostitución – ejercida tanto por mujeres como por varones – se aceptaba y entendía como un acto de culto a las divinidades de la fecundidad, particularmente a los baales cananeos. Esta costumbre, reprobada por los textos bíblicos (Levítico 19:29), llegó a practicarse en el Templo de Jerusalén en épocas en que las naciones extranjeras dominaron Israel y le impusieron su cultura y religión (2° Reyes 23:7; Deuteronomio 23:18). Los profetas acusan a Israel de “prostitución” cuando este traiciona la alianza de amor con Dios y se va detrás de otros dioses (Oseas 1:2; Exequiel 16:26). En Apocalipsis 17:1-7, la Roma pagana y perseguidora de los cristianos es presentada con la figura de una prostituta.

ÉXODO 20:3 NO TENDRÁS OTROS DIOSES FUERA DE MÍ. *  

*3 Aquí se rechazan no solo otras divinidades, sino también las formas de vida que provienen del hecho de obedecer a otros dioses. Jesús nombrara en primer lugar al dios- dinero (Lucas 16:13).

NO HAY QUE TEMER A DIOSES FALSOS: ES EVIDENTE QUE LOS ÍDOLOS NO SON DIOSES- Baruc 6:1 Por los pecados que han cometido en a presencia de Dios, serán llevados cautivos a Babilonia por Nabucodonosor, rey de los babilonios. 2 Llegados, pues, a Babilonia, estarán allí muchísimos años y por muy largo tiempo, hasta siete generaciones, después los sacaré de allí en paz. 3 Ahora bien, ustedes verán en Babilonia dioses de oro, de plata, de piedra y de madera, llevados a hombros, que causan un temor respetuoso a las gentes.  4 Guárdense, pues, ustedes de imitar lo que hacen los extranjeros, de modo que vengan a temerlos. 5 Cuando vean detrás y delante de ellos la turba que los adora, digan en su corazón: ¡Oh Señor, sólo a ti se debe adorar! 6 Porque mi Ángel está con ustedes y yo mismo tendré cuidado de sus almas.

72 Más vale el varón justo que no tiene ídolos, porque nadie le quitará su fama. Leer capítulo completo.  

Comentario: el presente discurso nos pone en guardia también a nosotros contra las formas desordenadas de culto a los santos y el demasiado interés por las imágenes religiosas. Se supone una carta del profeta (Jeremías 29). El tema se repite diez veces con ligeras variantes: no son dioses. Este estribillo divide el texto en nueve secciones, con su prólogo y su conclusión. La intención es clara: no hay que temer a dioses falsos. La moraleja: más que ellos vale un hombre justo.

IDOLATRÍA- Éxodo 20:4 No te harás estatua ni imagen alguna de lo que hay arriba, en el cielo, abajo, en la tierra, y en las aguas bajo de la tierra. 5 No te postres ante esos dioses, ni les sirvas, porque yo, Yavé, tu Dios, soy un Dios celoso. Yo pido cuentas a hijos, nietos y biznietos por la maldad de sus padres que no me quisieron. 6 Pero me muestro favorable hasta mil generaciones con los que me aman y observan mis mandamientos.  

No te harás estatua: se prohíbe toda imagen de criatura que se pretenda hacer pasar como un dios rival del Único y con exigencias de un culto (una forma de vivir) prohibido por la Ley de Dios. Pero también se prohíbe hacer representaciones de Yavé, y la razón de esto es que Dios supera todo lo que nosotros podemos llegar a imaginar o pensar respecto de Él.  

Ídolo: representación de una deidad falsa, constituida con el fin de recibir culto y honores divinos. Los ídolos acostumbraban a ser representaciones de sol y la luna, animales, reyes y gobernantes. Por ejemplo, los dioses romanos eran estatuas de seres humanos. La construcción y la adoración de ídolos son prohibidas en el primer mandamiento de Dios- Ver Éxodo 20:4.

Generalmente, los ídolos eran de madera o barro; pero llegaron a ser ídolos de plata y oro, sobre todo pequeños amuletos y cosas similares. Todavía en el Nuevo Testamento se citan numerosos testimonios de los que se deduce que la idolatría está bastante difundida (Ver Hechos 19:35; Levítico 20:2).

Idolatría: rendir honores y culto a algo que no sea Dios. Constituye un pecado de carácter grave. La idolatría viola la idea fundamental de los diez mandamientos. Fornicación espiritual e idolatría tienen el mismo significado (Ver Oséas 1:2). Apartar al pueblo de la idolatría era uno de los deberes de los profetas. Los idólatras llegaron a tener sacerdotes, profetas, oráculos, y podemos conocer algunos de sus ritos por citas del Antiguo Testamento.

LA IDOLATRÍA BORRA TODA LA LEY  

EXTRACTO DE LA TORÁ CON RASHÍ- DEUTERONOMIO- DEBARIM 11:28 Y LA MALDICIÓN: SI NO ESCUCHAN LOS MANDAMIENTOS DEL ETERNO SU DIOS  Y SE DESVÍAN DEL CAMINO QUE YO LES ORDENO HOY, PARA ANDAR TRAS DIOSES AJENOS QUE USTEDES NO HAN CONOCIDO.

“DEL CAMINO QUE YO LES ORDENO HOY PARA ANDAR…” De aquí aprendes que todo aquel que rinda culto a la idolatría se aparta de todo el camino de vida que se encomendó al pueblo de Israel. De este versículo los sabios afirmaron: “Todo aquel que crea en la idolatría es como si hubiera negado toda la Torá” 4  

4. Sifrí 54. Puesto que aquí el versículo habla de desviarse del camino, expresión que implica apartarse completamente de la Torá, y luego habla de andar tras los ídolos, ello implica que cometer idolatría es negar toda la Torá.  

Simulacro: Imagen hecha a semejanza de una cosa o persona. // Especie que forma la fantasía.  

“COMETEN ADULTERIO” AL RENDIR CULTO A LOS ÍDOLOS- Jeremías 3:8 Vio que, a causa de todos los adulterios de Israel, la apóstata, yo la había despedido dándole la carta de divorcio. Pero no hizo caso su hermana Judá, la pérfida, sino que fue y se prostituyó también ella, 9 tanto que por su liviandad en fornicar manchó la tierra y se prostituyó con la piedra y con el leño*.  

*9 Que veneraba como a dioses.  

Prostitución: En los textos Bíblicos es una imagen frecuente para expresar la infidelidad del pueblo para con Dios. Ver Isaías 1:21.  

Isaías 1:21 ¿Cómo es posible? Se ha prostituido Sion, la ciudad fiel. El reino de la justicia, en que moraba la rectitud, se ha entregado a los asesinos. 22 Tu plata se ha convertido en basura, tu vino mezclado con agua. 23 Tus jefes son unos rebeldes, cómplices de ladrones. Todos esperan recompensa y van detrás de los regalos. No hacen justicia al huérfano ni atienden la causa de la viuda.  

YO FUI UN MARIDO PARA ELLOS- Isaías 54:5 Pues será tu dueño y esposo aquel que te ha creado* cuyo nombre es el Señor de los Ejércitos: y tu redentor, el Santo de Israel, será llamado el Dios de toda la tierra.

 *5 En hebreo, esta voz significa: señor, y esposo o marido. Según su término correlativo, era éste llamado "señor" por la mujer.  

CÁSATE CON UNA MUJER QUE SE PROSTITUYE - Oseas 1:2 Cuando Yavé comenzó a hablar por medio de Oseas, le dijo al profeta: “Vete y cásate con una de esas mujeres que se entregan a la prostitución* sagrada y ten hijos de esa prostituta*. Porque el país se está prostituyendo al apartarse de Yavé.”  

*2 Había que causar en el pueblo una grandísima admiración el ver que Oséas, joven virtuoso, para anunciar a  Israel lo que Dios le mandaba, adoptaba por orden del Señor una señal tan extraordinaria, cuál era la de tomar por esposa a una mujer idólatra, a la cual (según el sentido literal) era, o había sido una mujer pública.  

*2 Que llamarán hijos de ramera porque lo fue antes de casarse con el profeta: téngase presente que los profetas casi siempre usaban los nombres de fornicación, adulterio, etc., para denotar idolatría. 

Comentario: Yavé pide a Oseas que tome por esposa a una de esas mujeres que participaban, a veces sólo por algún tiempo, en la “prostitución sagrada”. A ellas acudían los que deseaban recibir los favores del dios Baal sobre sus siembras y ganados. El caso era muy frecuente en Israel y no escandalizaba sino a los verdaderos fieles de Yavé. Por eso Oseas empieza su matrimonio con amor grande, a sabiendas de que posiblemente le será infiel. Oseas está íntimamente desgarrado, siempre a la espera de un cambio de actitud de esa mujer liviana e idólatra, pero devorado por los celos y el enojo, cansado de perdonar constantemente. La seguirá amando y logrará finalmente rescatarla con su amor tan grande y misericordioso. Después de Oseas, los profetas emplearán los términos “prostitución” y “adulterio” para referirse a la idolatría. Véase Jeremías 2:2; 31:1; Ezequiel 16:23. Pero también dirán que Dios llama a Israel para que sea su esposa: Isaías 50:1; 54:6; 62:4 y el Cantar. Esta certeza de que Dios llama a los hombres a una alianza de amor y fidelidad, atraviesa toda la Biblia, y en el último de sus libros vemos a la Jerusalén Celestial, imagen de la iglesia y de la humanidad rescatada, saliendo al encuentro de su esposo. Ver Apocalipsis 21.  

LOS OBLIGA QUE ADOREN A LOS DEMONIOS- Daniel 3:5 Cuando oigan el sonido de la trompeta, el cuerno, la cítara, la flauta, el trombón, la gaita, y de cualquier otro instrumento, se postrarán en tierra y adorarán la estatua de oro que ordenó levantar el rey Nabucodonosor. 6 Aquel que no se postre en tierra ni la adore, será echado inmediatamente a un horno ardiente.

FALTA CRIMINAL - Job 31:26 ¿Acaso, al ver el sol en su esplendor y la luna que radiante caminaba 27 mi corazón se dejó seducir en secreto, y le mandé con mi mano un beso de mi boca? 28 También esto habría sido una falta criminal porque habría renegado de Dios que está en lo alto.

ADORANDO A  LOS DEMONIOS - Apocalipsis 9:20 Pero los sobrevivientes, los que no fueron exterminados por estas plagas, no renunciaron a sus prácticas: continuaron adorando a los demonios, con esos ídolos de oro, plata, bronce, piedra y madera, que no pueden ver, oír ni caminar. 21 No se arrepintieron de sus crímenes, ni de sus brujerías, ni de su inmoralidad sexual, ni de sus robos.  

Jeremías 31:32 No como el pacto que hice con sus padres, el día que tome sus manos para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto* aunque yo fui un marido para ellos, dice Jehová.  

*32 Con sus rebeldías.  

EL AMOR AL DINERO, ES UNA MANERA DE SERVIR A LOS ÍDOLOS - Colosenses 3:5 Por lo tanto, hagan morir en ustedes lo que es “terrenal”, es decir, libertinaje, impureza, pasión desordenada, malos deseos y el amor al dinero, que es una manera de servir a los ídolos. 6 Tales cosas atraen los castigos de Dios.  

NADIE PUEDE SERVIR A DOS PATRONES - Mateo 6:24 Nadie puede servir a dos patrones: necesariamente odiará a uno y amará al otro, o bien, cuidará al primero y despreciará al otro. Ustedes no pueden servir al mismo tiempo a Dios y al Dinero. *  

*24 El “Dinero” es presentado aquí como un poder personificado que domina al mundo.  

NO CORRAN TRAS EL DINERO - Hebreos 13:5 No corran tras el dinero, sino más bien confórmense con lo que tienen, pues Dios ha dicho: Nunca te dejaré ni te abandonaré. 6 Y nosotros hemos de responder confiados: El Señor es mi socorro, no temeré. ¿Qué pueden hacerme los hombres?  

LA INCOMPATIBILIDAD ENTRE EL CAMINO CRISTIANO Y EL APEGO AL DINERO- Lucas 16:13 Ningún siervo puede servir a dos patrones, porque necesariamente odiará a uno y amará al otro o bien será fiel a uno y despreciará al otro. Ustedes no pueden servir al mismo tiempo a Dios y al Dinero.  

BUSQUEN PRIMERO EL RIENO DE DIOS Y SU JUSTICIA Y TODO LO DEMÁS VENDRÁ POR AÑADIDURA - Mateo 6:31 No anden tan preocupados ni digan: ¿Tendremos alimentos?, o ¿Qué beberemos?, o ¿tendremos ropas para vestirnos? 32 Los que no conocen a Dios se afanan por esas cosas, pero el Padre del Cielo, Padre de ustedes, sabe que necesitan todo eso. 33 Por lo tanto, busquen primero su Reino y su justicia; y se les darán también todas esas cosas. 34 No se preocupen por el día de mañana, pues el mañana se preocupará por sí mismo. A cada día le bastan sus problemas.  

Salmo 37:25 Fui joven y ahora soy viejo, pero nunca vi a un justo abandonado.

LA SIGUIENTE VISIÓN EXPRESA LAS DOS BESTIAS QUE REPRESENTAN LOS DOS PODERES O FUERZAS SOBREHUMANAS, QUE UNEN SUS FUERZAS AL SERVICIO DEL MONSTRUO, O SEA, DEL DEMONIO, CONTRA LA IGLESIA O PUEBLO DE DIOS.  

EL DRAGÓN, LA BESTIA Y EL FALSO PROFETA- Apocalipsis 13:1 Entonces vi una bestia que sube del mar; tiene siete cabezas y diez cuernos*, con diez coronas en los cuernos, y en las cabezas un título que ofende a Dios. 2 La bestia que vi se parecía a un leopardo, aunque sus patas eran como las de un oso y su boca como de un león. El dragón le entregó su poder y su trono con un imperio inmenso. 3 Una de sus cabezas parecía herida de muerte, pero su llaga mortal se le curó. Entonces toda la tierra se maravilló siguiendo a la bestia. 4 Se postraron ante el dragón que había entregado el poderío a la bestia y se postraron también ante la bestia diciendo: “¿Quién hay como la bestia? ¿Quién puede competir con ella?” 5 Se le concedió hablar en un tono altanero que desafiaba a Dios, y se le concedió ejercer su poder durante cuarenta y dos meses. 6 Abrió, pues, su boca para insultar a Dios, insultar su nombre y su santuario, es decir, a los que habitan en el cielo. 7 Se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos; se le concedió autoridad sobre toda raza, pueblo, lengua y nación. 8 Y la van a adorar todos los habitantes de la tierra, todos aquellos cuyos nombres no están inscritos desde la creación del mundo en el libro de la vida del Cordero degollado. 9 El que tenga oídos para oír, que oiga: 10 “El que está destinado a la cárcel, a la cárcel irá; el que está destinado a morir a espada, a espada morirá.” Esta es la hora de la perseverancia y de la fe para los santos. 11 Vi luego otra bestia que surgía de la tierra y tenía dos cuernos de cordero, pero hablaba como un dragón. 12 Esta segunda bestia está al servicio de la primera y dispone de todo su poder y autoridad; hace que la tierra y todos sus habitantes adoren a la primera bestia, cuya herida mortal ha sido curada. 13 Realiza grandes prodigios, incluso hace descender fuego del cielo a la tierra en presencia de toda la gente. 14 Por medio de estos prodigios que le ha sido concedido obrar al servicio de la bestia, engaña a los habitantes de la tierra y los persuade a que hagan una estatua en honor de la bestia* que, después de ser herida por la espada, se ha recuperado. 15 Se le concedió dar vida a la estatua de la bestia, hasta el punto de hacerla hablar* y que fueran exterminados todos los que no la adorasen. 16 Hace, pues, que todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y esclavos, se pongan una marca en la mano derecha o en la frente; 17 ya nadie podrá comprar o vender si no está marcado con el nombre de la bestia o con la cifra de su nombre. ¡Vean quien es sabio! 18 El que sea inteligente, que interprete la cifra de la bestia. Es la cifra de un ser humano, y su cifra es 666.  

*1 Las siete cabezas y los diez cuernos pueden tener solo un significado general: mucha inteligencia, pero un poder limitado. Algunos quieren ver allí a los emperadores romanos. Ya sea que se cuente o no a los que no hicieron más que pasar, éstos serían siete o diez. Pero todo eso no es más que una hipótesis; lo que queda es que la bestia, síntesis de las cuatro bestias de Daniel 7:2, regenta la existencia de las personas, usurpa los derechos de Dios y acaba haciéndose adorar. Muchos poderes e instituciones reúnen estas tres características. 

*14 Había todo un movimiento religioso detrás del culto al emperador. El culto de la personalidad no era propio del imperio romano, pues tiene raíces profundas en nosotros. Hoy todavía, en los países dominados, muchos enfatizan las condenaciones de la Biblia contra los ídolos, se hacen servidores de nuevos “señores”, que toman el mismo lugar de Dios. Bajo cualquier forma que se presente, el culto a la autoridad y la obediencia ciega amenazan tanto a la fe como al espíritu crítico.  

*15 Por medio de un demonio que metió dentro de la figura o estatua.  

Comentario: La Bestia o fuerza sobrehumana que describe el pasaje está inspirada en rasgos de las cuatro bestias gigantes que, según Daniel 7, salieron del mar y representaban cuatro imperios de aquel tiempo, prototipo de los que persiguen al pueblo de Dios. La lucha entre la Mujer y el Dragón prosigue entre los descendientes de la mujer o miembros de la iglesia y los del Dragón y sus seguidores (Nota a 12:13-18). Se trata de dos Bestias, una que procede del mar y la otra de la tierra (13:1/11), cuya función es servir y prolongar el odio del Dragón o Satanás contra Jesús y los suyos. Las persecuciones del Dragón mediante las Bestias son consecuencia de su ira por haber sido derrotado por el Cordero degollado y resucitado (Apocalipsis 12). La “llaga mortal” de la Bestia del mar (13:3/12) es un remedo del Cordero inmolado (5:6), como la marca en la frente (7:3 y 13:16), para confundir a los discípulos del Señor. Sin embargo, nadie como ella injuria a Dios y a los que a él pertenecen (13:5-6). Se describe con detalle el traspaso de la inteligencia, del poder y la autoridad del Dragón a la Bestia de la llaga, identificada con el poder político del imperio romano en cuanto concentra dominio, oprime, se auto diviniza y busca reemplazar a Dios y su Mesías (13:8). La Bestia, que no hace más que usurpar los derechos de Dios, recibe el encargo de combatir a los “santos” o consagrados a Dios por el bautismo (13:7-10). Éstos deberán perseverar resistiendo a las fuerzas del mal, e incluso padeciendo la cárcel y el martirio para dar testimonio de su fe en Cristo (13:10).

En 13:11-18 se describe a la segunda Bestia o fuerza sobrehumana que procede de la tierra, no ya del mar (13:1). Esta Bestia actúa al servicio de la primera y su misión es ser un profeta falso (Ver 16:13; 19:20; 20:10). Si la primera Bestia es símbolo del poder político totalitario y opresor, con pretensiones mesiánicas, que intenta sustituir a Dios y a su Mesías (Nota a 13:1-10), la segunda Bestia son los profetas que, con su falsa doctrina acerca del culto al emperador como a un dios, seducen a muchos y debilitan el seguimiento del Mesías. El peligro radica en que, disfrazados de corderos, hablan y actúan en nombre de Dios (13:11-13; Mateo 7:15), pero lo que buscan es ganar adoradores para el Anticristo. Con sus discursos y obras buscan aumentar el poderío de la primera Bestia, la de la llaga mortal (Apocalipsis 13:12). Luego de invitar al creyente a identificar a la Bestia (13:18), el autor nos dice que es un ser humano y su número es “666”, simbolismo aritmético que se presta para variadas interpretaciones. Una probable se obtiene al trasladar el valor numérico a las letras del alfabeto hebreo, y corresponde a “Nerón César”. Pero una cosa es clara: el 666 indica suma imperfección, pues jamás llega a ser 777 o tres veces siete, ambos números de plenitud del mundo judío.  

EL DESAFÍO PARA LA COMUNIDAD ES LA RESISTENCIA AL MAL Y LA FIDELIDAD AL SEGUIMIENTO DEL SEÑOR, SIEMPRE EN VELA PARA DISCERNIR QUÉ PERSONAS, ACONTECIMIENTOS E INSTITUCIONES PRESENTAN RASGOS DE LA BESTIA, PUES ELLOS BUSCARÁN ALEJARLA DEL SEÑOR.  

EL MISTERIO DE LA MARCA DE LA BESTIA- Apocalipsis 13:16 Hace, pues, que todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y esclavos, se pongan una marca en la mano derecha o en la frente; 17 ya nadie podrá comprar o vender* si no está marcado con el nombre de la bestia o con la cifra de su nombre. ¡Vean quien es sabio! 18 El que sea inteligente, que interprete la cifra de la bestia. Es la cifra de un ser humano, y su cifra es 666. *  

*17 El demonio da el poder (Lucas 4:6) a quienes lo usan de una forma reñida con el Evangelio. El creyente, acosado por los dirigentes y, a la vez, por una opinión pública orientada por las técnicas modernas de propaganda, tiene que enfrentarse con una persecución abierta o disfrazada. Las dificultades económicas dan a los poderosos nuevos medios de presión: el que se resiste no puede ya comprar o vender, conseguir trabajo o estudiar.  

*18 Calcular la cifra es una preocupación muy hebrea y debe hacerse en hebreo. Las 22 letras van de 1 a 10, luego de 20 a 100, y terminan en 400. Se necesitaría mucha suerte para que calzara justo un nombre, por lo tanto, conviene añadirle el apellido, los títulos; se juega luego con las vocales y, si usted es paciente y tiene buena suerte, acabará por aplicar tal o cual cifra a la persona que quiere.

Seiscientos sesenta y seis: se sabe que seis significa algo imperfecto: es el que trató de ser siete y no lo alcanzó. La cifra 666 no se encuentra en otro lugar en la Biblia excepto, curiosamente, en 2º Crónicas 9:13.  

LOS 144.000 MARCADOS*- Apocalipsis 14:1 Tuve otra visión: el Cordero estaba de pie sobre el monte Sión y lo rodeaban ciento cuarenta y cuatro mil personas que llevaban escrito en la frente el nombre del Cordero y el nombre de su Padre. 2 Un ruido retumbaba en el cielo, parecido al estruendo de las olas o al fragor del trueno: era como un coro de cantores que se acompañan tocando sus arpas. 3 Cantan un cántico nuevo delante del trono y delante de los cuatro Vivientes y de los Ancianos. Y nadie podía aprender ese canto, a excepción de los ciento cuarenta y cuatro mil que han sido rescatados de la tierra. 4 Éstos son los que no se mancharon con mujeres, son vírgenes*. Éstos siguen al Cordero adonde quiera que vaya; éstos son como las primicias, pues han sido rescatados de entre los hombres para Dios y el Cordero. 5 En su boca no se encontró mentira, son intachables.  

*Los 144.000 designan a los cristianos del imperio romano firmes en su fe. Algunas personas, que toman todo al pie de la letra, afirman que serán 144.000 los salvados. Pero, ¿Por qué no leen 7:4-9, donde son 144.000 los elegidos de raza judía, sin hablar de un gentío imposible de contar de todos los demás pueblos? Todas estas cifras son simbólicas.  

*4 Son vírgenes: en 7:9 el pueblo cristiano es representado por mártires, aquí se habla de vírgenes, y la palabra tiene dos sentidos, lo mismo que “adúltero” en otros lugares (Ver Jeremías 3:9); por una parte, no se sometieron al culto de la bestia; por otra, fueron liberados de la tiranía del sexo.  

*4 Debemos dar su sentido mas fuerte a la palabra primicias que, en otros lugares, sólo designa un primero al que se elogia (Romanos 16:5; 1º Corintios 16:15). Aquí los que fueron escogidos y llamados para una vocación más exigente (se habla de vírgenes y de mártires a pesar de que representan a todos los bautizados) forman parte de una salvación única cuya amplitud los desborda. Detrás de ellos está la muchedumbre de todos aquellos que no serán evangelizados. Se pregunta a menudo: los que nos son cristianos, ¿serán tratados igual que nosotros? Véase la nota de 5:10.  

Los bautizados son primicias “para Dios”: Dios y su obra precisan de una minoría que haya vivido su fe en forma diferente y haya conocido a Dios como no ha sido dado a los otros. Los cristianos han de ser en este mundo unos “santos”, privilegiados en este momento, lo cual no significa que los demás sean descalificados en el mundo definitivo. Porque allí todos se hacen uno y participan de una misma salvación. Lo mismo que fueron un mismo Adán, pasarán a ser uno en Cristo (1º Corintios 15).  

Apocalipsis 5:10 Los hiciste reino y sacerdotes para nuestro Dios, y reinarán sobre la tierra.  

Comentario: Éstos serán junto con ellos reyes y sacerdotes (Éxodo 19:16). Los dos términos deben ser interpretados a la luz del texto del Éxodo que pone aparte a un pueblo de Dios y hace de él una clase privilegiada. Pero después de Cristo, ¿puede haber una clase privilegiada?  

“LA SANGRE DEL CORDERO” CON LA QUE SE MARCARON LAS CASAS DE LOS ISRAELITAS ANTE EL PASO DEL ANGEL EXTERMINADOR - Éxodo 12:5 Ustedes escogerán un corderito sin defecto, macho, nacido en el año. En lugar de un cordero podrán tomar también un cabrito. 6 Ustedes lo reservarán hasta el día catorce de este mes. Entonces toda la comunidad de Israel lo sacrificará al anochecer. 7 En cada casa en que lo coman ustedes tomarán de su sangre para untar los postes y la parte superior de la puerta.

12 Durante esa noche, yo recorreré el país de Egipto y daré muerte a todos los primogénitos de Egipto, tanto de los egipcios como de sus animales; y demostraré a todos los dioses de Egipto quien soy yo, Yavé. 13 En las casas donde están ustedes la sangre tendrá valor de señal: al ver esta sangre, yo pasaré de largo, y la plaga no los alcanzará mientras golpeo Egipto.  

EL CASTIGO* POR LAS MALDADES DEL PUEBLO- MANDA DIOS QUE MUERAN TODOS LOS QUE NO HAYAN SIDO SEÑALADOS - Ezequiel 9:1 Gritó con todas sus fuerzas en mis oídos: “¡Castigos de la ciudad, acérquense! ¡Que cada uno lleve en la mano un instrumento de muerte!” 2 Aparecen entonces seis hombres desde el lado de la Puerta Alta, que mira al norte: cada cual lleva en la mano un instrumento de muerte y en medio de ellos veo a un hombre con un traje de lino, que tiene en la cintura una tablilla de escriba. Vienen a ponerse al lado del altar de bronce, 3 e inmediatamente la Gloria del Dios de Israel, que hasta entonces descansaba sobre los querubines, se eleva en dirección a la puerta del Templo. Llama al hombre con traje de lino, que lleva en su cintura una tablilla de escriba, 4 y le dice: “Recorre Jerusalén, marca con una cruz en la frente a los hombres que se lamentan y que gimen por todas esas prácticas escandalosas que se realizan en esta ciudad.” 5 Luego le dice a los otros, de manera que yo lo entienda: “Recorran la ciudad detrás de él y maten. No perdonen a nadie, que su ojo no tenga piedad. 6 Viejos, jóvenes, muchachas, niños y mujeres, mátenlos hasta acabar con ellos. Pero no tocarán a los que tienen la cruz. Comenzarán por mi Santuario.”  

*La visión va a mostrar que el castigo no herirá a todo el mundo indistintamente. Perdonará a los inocentes. Ver Ezequiel 14:12 y 18 “SI EL PECADOR SE CONVIERTE, VIVIRÁ.”  

Comentario: Mientras Yavé abandona su templo, el fuego de su santidad se vuelve castigo y muerte contra los impíos que han instalado ahí sus ídolos y se han entregado al adulterio, con los diversos sentidos que corresponden a esa palabra en boca de los profetas. Junto con las condenaciones colectivas hay otras personales. Ezequiel es el cooperador de Yavé y debe pronunciar, junto a él, las palabras de condenación que provocan la muerte de los culpables.  

EL ESPÍRITU SANTO ES LA MARCA O SELLO QUE PROTEGE. TIENE VALOR DE SEÑAL EN LA FRENTE, SIGNIFICA EN LA MENTE, LOGRANDO LA PERFECCION INTERIOR.  SALVA DEL EXTERMINIO.  

SELLADOS CON EL ESPÍRITU SANTO: PARA SER RECONOCIDOS EL DÍA DE LA SALVACIÓN - Efesios 4:30 No entristezcan al Espíritu Santo de Dios; éste es el sello con el que ustedes fueron marcados y por el que serán reconocidos en el día de la salvación. 31 Arranquen de raíz de entre ustedes disgustos, arrebatos, enojos, gritos, ofensas y toda clase de maldad. 32 Más bien sean buenos y comprensivos unos con otros, perdónense mutuamente como Dios los perdonó en Cristo.  

NO APAGUEN EL ESPÍRITU- 1º Tesalonicenses 5:19 No apaguen el Espíritu, 20 no desprecien lo que dicen los profetas. 21 Examínenlo todo y quédense con lo bueno. 22 Eviten toda clase de mal, dondequiera lo encuentren. 23 Que el Dios de la paz los haga santos en toda su persona. Que se digne guardarlos sin reproche en su espíritu, su alma y su cuerpo hasta la venida de Cristo Jesús, nuestro Señor. 24 El que los llamó es fiel y así lo hará.  

LOS 144.000 DE ISRAEL Y LA MUCHEDUMBRE DE OTRAS NACIONES- Apocalipsis 7:1 Después de esto vi cuatro ángeles de pie en las cuatro esquinas de la tierra, que sujetaban a los cuatro vientos de la tierra para que no soplaran sobre la tierra, ni sobre el mar ni sobre los árboles. 2 Luego vi a otro ángel que subía desde el oriente y llevaba el sello del Dios vivo. Gritó con voz poderosa a los cuatro ángeles autorizados a causar daño a la tierra y al mar: 3 No hagan daño a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que marquemos con el sello en la frente de los servidores de nuestro Dios.”  4 Entonces oí el número de los marcados con el sello: ciento cuarenta y cuatro mil, de todas las tribus de los hijos de Israel.

9 Después de esto vi un gentío inmenso, imposible de contar, de toda nación y raza, pueblo y lengua*, que estaban de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos, 10 y gritaban con voz poderosa: “¿Quién salva fuera de nuestro Dios, que se sienta en el trono, y del Cordero?”  

*9 La salvación de la humanidad será un éxito increíble, a pesar de las apariencias que tantas veces nos desalientan: se están salvando los hombres en todos los lugares y tiempos y todas las semillas que unos dejaron estériles serán encargadas a otros que, a su vez, participarán en el banquete.   Ver también Apocalipsis 3:12; Apocalipsis 22:4.  

LEER “EL SELLO DEL ESPÍRITU SANTO”  

Israel: en hebreo, “Dios lucha” o “Dios gobierna”.  Nombre utilizado para señalar al pueblo escogido y la herencia de Nuestro Señor.

NO TODOS LOS ISRAELITAS SON ISRAEL- Romanos 9:4 Ellos son los israelitas, a quienes Dios adoptó; entre ellos descansa su gloria con las alianzas, el don de la Ley, el culto y las promesas de Dios. 5 Suyos son los grandes antepasados, y Cristo es uno de ellos según la carne, el que como Dios está por encima de todo. ¡Bendito sea por todos los siglos! Amén. 6 No quiero hablar de un fracaso de las promesas de Dios, porque no todos los israelitas son Israel, 7 como tampoco los descendientes de Abraham eran todos hijos suyos. 8 O sea, que no basta ser hijo suyo según la carne para ser hijo de Dios; la verdadera descendencia de Abraham son los hijos que le han nacido a raíz de la promesa de Dios. 9 Y la promesa de Dios es ésta: Por este tiempo volveré u Sara tendrá ya un hijo.*

*9 Génesis 18:10.  

Comentario: Pablo acaba de afirmar que Dios mueve todo lo necesario para el bien de sus elegidos. Sin embargo, tiene que reconocer una realidad particularmente dolorosa para él que es judío: que el pueblo judío no reconoció a su Salvador. Si era la nación elegida, ¿por qué fueron elegidos tan pocos? Es la misma inquietud de las familias cristianas cuando ven que sus hijos adolescentes declaran que han perdido la fe. Lo que ocurre es que la fe no se transmite de padres a hijos como una herencia. Hubo, es cierto, tiempos y sistemas culturales en los que todo un pueblo tenía la misma religión y compartía aparentemente la misma fe. El libro de los Hechos nos muestra en varias ocasiones como la conversión del padre de familia implicaba el bautismo de toda su casa (Hechos 11:14; 16:33). Pero eso no impide que la fe sea siempre una gracia de Dios, y cuando personas que han adquirido su plena autonomía viven en un mundo con múltiples creencias, la fe no puede seguir siendo un bien de familia. 

EL TRIUNFO DE LA PALABRA DE DIOS  

LA BESTIA Y EL FALSO PROFETA HAN SIDO CAPTURADOS- Apocalipsis 19:11 Vi luego el cielo abierto y apareció un caballo blanco. Su jinete, que se llama “Fiel” y “Veraz”, juzga y combate con justicia. 12 Sus ojos son llamas de fuego, tiene en la cabeza muchas coronas y lleva escrito un nombre que sólo él entiende. 13 Viste un manto empapado de sangre y su nombre es “La Palabra de Dios” *. 14 Lo siguen los ejércitos del cielo en caballos blancos, vestidos con ropas de lino de radiante blancura 15 De su boca sale una espada afilada, para herir con ella a las naciones; él las gobernará con vara de hierro; él mismo pisará el lagar del vino de la ardiente cólera de Dios, el Todopoderoso.  16 En el manto y en el muslo lleva escrito este título: “Rey de reyes y Señor de los señores” 17 Vi luego un ángel parado sobre el sol, que gritó con voz potente a todas las aves que volaban por el cielo: “Vengan acá, reúnanse para el gran banquete de Dios. 18 Vengan y devoren carne de reyes, de generales, de hombres valientes; devoren al caballo con su jinete, a hombres libres y esclavos, a pequeños y grandes.” 19 Vi entonces a la bestia y a los reyes de la tierra con sus ejércitos, reunidos para combatir contra el que iba montado en el caballo blanco y contra su ejército. 20 Pero la bestia fue capturada y con ella el falso profeta que había realizado maravillas al servicio de la bestia, engañando con ellas a los que habían aceptado la marca de la bestia y a los que adoraban su estatua. Los dos fueron arrojados vivos al lago de fuego que arde con azufre. 21 Todos los demás fueron exterminados por la espada que sale de la boca del que monta el caballo, y todas las aves se hartaron de su carne.

*13 “Palabra de Dios”, poderosa para vencer, activa para salvar, “fiel” para cumplir las promesas de Dios, “verdadera” en lo que dice, “la que hace las guerras justas”. Las guerras justas son las que se hacen contra el Demonio y sus aliados: el poder perseguidor (la bestia) y las doctrinas que inyectan opio en vez de dar la salvación (el falso profeta).  

Comentario: El primer momento de la batalla escatológica se narra en este y el siguiente pasaje. El Mesías guerrero, empapado en la sangre de sus enemigos y llamado “Palabra de Dios” (19:13), interviene para eliminar del todo el mal de la historia (Sabiduría 18:14-16, Juan 1:1-14). Lo hace como un jinete en un “caballo blanco”, color de la victoria y animal que simboliza una fuerza inusitada. La aniquilación de los enemigos se indica con la imagen del lagar, apropiada en un doble sentido: porque “se aplasta” la uva y de ella brota un jugo de “color rojizo” parecido a la sangre de los enemigos (Apocalipsis 19:15, Génesis 49:11, Isaías 63:1-6). El Mesías pone en obra la sentencia divina que condena el mal y sus secuaces, la Bestia, el falso profeta y los reyezuelos lacayos (nota a 13:11-18 y 17:1-18). En batalla celeste y simbólica se enfrentan los ejércitos con sus oficiales. Tan segura es la victoria de Dios que antes de la batalla se invita a las aves a reunirse para alimentarse con los enemigos muertos (Apocalipsis 19:17-18). El horizonte es escatológico: todo tendrá lugar al fin de los tiempos. Por su obediencia a Dios y su entrega a favor de la humanidad, Cristo ha sido constituido Rey y Señor del universo. La asamblea cristiana es invitada a trasladar al presente histórico su enfrentamiento con los sistemas socio - políticos opresores e idólatras con la seguridad de que el triunfo de Dios y su Mesías será arrollador (19:20-21). Y esta invitación para los discípulos de antes es también para los de hoy.

LA PALABRA DE DIOS SE HIZO HOMBRE “JESÚS” - Juan 1:14 Y el Verbo se hizo carne, puso su tienda en nosotros, y hemos visto su gloria: la gloria que recibe del Padre el Hijo único; en él todo era don amoroso y Verdad.

Encarnación: esta palabra significa hecho carne y nos recuerda Juan 1:14. Este misterio es propio de la fe cristiana y sigue asustando incluso a numerosos cristianos al decir que el Hijo, Dios nacido de Dios, unas de las caras eternas del Amor-Dios, se hizo hombre carnal. Jesús es este hijo o verbo de Dios hecho carne. 

EL CUERPO DE CRISTO, PAN DE VIDA - Juan 6:48 Yo soy el pan de vida. 49 Sus antepasados comieron el maná en el desierto, pero murieron: 50 aquí tienen el pan que baja del cielo, para que lo coman y ya no mueran.

Comentario: Jesús es el pan vivo, o sea activo. Nuestro cuerpo transforma el pan y lo asimila, es decir, lo hace cosa suya, el pan no actúa. Cristo, por el contrario, actúa y, al comerlo, es quien nos transforma, quien nos hace cosa suya “Quien me come tendrá de mí la vida.” 

Asimilar: asemejar, comparar. Aprender algo comprendiéndolo. Fig. Comprender lo que se aprende; incorporarlo a los conocimientos previos.

¿Qué son el cuerpo y la sangre de Jesús ya resucitado? Para nosotros es un misterio, pero el cuerpo evoca la unión de todos, y la sangre, la vida.

LA PALABRA DE DIOS ES VIVA Y EFICAZ - Hebreos 4:12 En efecto, la palabra de Dios es viva y eficaz y más cortante que una espada de dos filos: ella penetra hasta dividir alma y espíritu, articulaciones y médulas, y discierne las intenciones y pensamientos del corazón. 13 No hay criatura oculta a su vista, sino que todo está desnudo y patente a los ojos de quien tenemos que dar cuenta. 14 Ya que tenemos un gran Sumo Sacerdote que ha atravesado los cielos, Jesús, el Hijo de Dios, mantengámonos firmes en la fe que profesamos.  

Comentario: Con estos tres versículos, calificados a veces como un “himno” y que se centran en la dimensión judicial de la Palabra de Dios, termina la exhortación a la fidelidad (nota a 3:1-4, 14). Como la desobediencia a Dios y a su voluntad no puede quedar impune, se personifica su Palabra como investigador, juez y agente. Estas vigorosas imágenes no son del todo nuevas, pues se arraigan en la tradición del Antiguo Testamento y, sobre todo, son familiares al judaísmo contemporáneo del autor de Hebreos. La Palabra es el agente ejecutor que, como espada de dos filos, realiza la sentencia de Aquel al que “tenemos que dar cuentas” (4:13). Como juez, la Palabra no solo considera actos, sino también discierne lo más profundo del ser humano. Ella, pues, es una experimentada investigadora que saca a la luz la relación del hombre con Dios y con los demás. Frente a esta Palabra no existen hombres ni argumentos que puedan objetar la justa sentencia de Dios. Sin embargo, la intención de Dios no es buscar nuestra condenación, sino corregirnos y salvarnos. Si acogemos la Palabra con fe y obediencia, Dios nos concede la salvación prometida. Solo en el caso opuesto, la Palabra es juicio de condenación. Luego de este elogio a la Palabra de Dios, (Hebreos 4:14) retoma la enseñanza expuesta en 3:1-6 para insistir en el punto central: vivan la fe con constancia y autenticidad, porque Jesús, Sumo Sacerdote e Hijo de Dios, es digno de confianza.

SATANÁS ES ENCERRADO POR MIL AÑOS- Apocalipsis 20:1 Vi después un ángel que bajaba del cielo llevando en la mano la llave del Abismo y una cadena enorme. 2 Sujetó al dragón, la serpiente antigua, que es Satanás o el diablo, y lo encadenó por mil años. 3 Lo arrojó al Abismo, cerró con llave, y además puso sellos para que no pueda seducir más a las naciones hasta que pasen los mil años. Después tendrá que ser soltado por poco tiempo.

7 Y cuando terminen los mil años Satanás será soltado de su prisión, 8 saldrá a engañar a Gog y Magog, es decir, a las naciones de los cuatro extremos de la tierra, una multitud tan numerosa como las arenas del mar. 9 Invadieron el país entero y cercaron el campamento de los santos, la Ciudad muy amada, pero bajó fuego del cielo y los devoró. 10 Entonces el diablo, el seductor, fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde ya se encontraban la bestia y el falso profeta. Allí serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. LEER COMPLETO.  

Comentario: Según una explicación, al hablar de “mil años”, se afirma que el Mesías recupera el paraíso para los que pertenecen a Dios (Apocalipsis 22:1-5), pues creencias judías sostenían que este había durado solo ese tiempo. Según otra explicación se afirma la alternancia en la historia de la intervención salvífica de Cristo y de la acción perniciosa de Satanás, mucho más débil y temporal, pues solo es por “un breve tiempo” (20:3). Lo que se constata es que son posibles dos tipos de conductas y valores contrapuestos: los de Jesús y los suyos comprometidos con la construcción de una historia que camina a la plenitud del Reino, y los de Satanás y sus seguidores, como Gog y Magog, personificación de las fuerzas adversas (Ezequiel 38/39), comprometidos con un sistema idolátrico que genera maldad. El Cordero resucitado ha superado a Satanás al que, sin embargo, Dios le permite actuar (20:3). Cuando se concluya la historia conocerá la derrota definitiva, y la Nueva Jerusalén (la iglesia de la tierra y del cielo) brillará con la luz del Resucitado. Porque el discípulo vive esta tensión escatológica, necesita alimentar una espiritualidad centrada en la fidelidad, el combate propio de la fe y la esperanza.  

Lago de fuego: en el Apocalipsis se describe de esta manera el infierno.

LA NUEVA JERUSALÉN, MORADA DEFINITIVA DE DIOS Y DE SU NUEVO PUEBLO - Apocalipsis 21:9 Después vino uno de los siete ángeles que habían tenido las siete copas llenas de las siete últimas plagas y me habló diciendo: “¡Ven! Te mostraré a la novia, a la esposa del Cordero. 10 Y me transportó en espíritu sobre un monte grande y elevado, y me mostró la Ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo y venía de Dios* 11 resplandeciente de gloria divina. Su resplandor era como el de una piedra grande muy preciosa, como piedra de jaspe cristalino. LEER COMPLETO.  

*10 La Ciudad se describe como paradigma de convivencia plena del ser humano entre sí y con Dios. La salvación, pues, se propone bajo la imagen de una ciudad santa y fraterna, pues Dios es su soberano. Por lo mismo, tampoco tendrá templo o espacio sagrado, pues todo es sagrado (21:22).  

NADA MANCHADO ENTRARÁ EN LA NUEVA JERUSALÉN - Apocalipsis 21:27 Nada manchado entrará en ella, ni los que cometen maldad mentira, sino solamente los inscritos en el libro de la vida del Cordero.  

Apocalipsis 3:5 El vencedor vestirá de blanco. Nunca borraré su nombre del libro de la vida, sino que proclamaré su nombre delante de mi Padre y de sus ángeles.

NO HABRÁ NOCHE, PORQUE EL SEÑOR DIOS LOS ALUMBRARÁ - Apocalipsis 22:2 En medio de la plaza de la Ciudad y a orillas del río se halla un árbol de la vida que da doce cosechas, una cada mes, cuyas hojas sirven para sanar a la gente. 3 Y no habrá allí ninguna maldición. El trono de Dios y del Cordero estará en la Ciudad, y sus servidores le darán culto, 4 contemplarán su rostro y llevarán su nombre en la frente. 5 No habrá noche, porque el Señor Dios los alumbrará, por lo que no necesitarán luz de lámparas ni luz del sol, y reinarán por los siglos de los siglos.

Comentario: El ángel continúa presentando la nueva Jerusalén en su estado escatológico. Ahora nos dice que la Ciudad Santa no es solo esplendorosa y majestuosa, lo que ha descrito según los parámetros orientales (nota a 21:9-27), sino también fuente de vida y de luz inagotable. Para ello se evoca el río de agua viva y el árbol de la vida (22:2-14-19) que, según el Génesis, estaba en el huerto donde Dios colocó al hombre y la mujer (Génesis 2:9-22:5). Las evocaciones a algunos profetas, sobre todo Ezequiel (Ezequiel 47:1-12), son también evidentes. La vida abundante y la luz radiante brotan de la acción de Dios y del Cordero, y son para los que llevan el sello de su redención y han sido llamados a contemplar su Rostro (Apocalipsis 22:4). En la Ciudad santa se recupera el paraíso terrenal en cuanto pleno estado de vida, ahora realizado de modo insospechado. A la presencia amigable, pero intermitente, de Dios en el paraíso del Génesis, su presencia en la Ciudad Santa es total y definitiva, puesto que el trono de Dios y su Cordero se encuentran en medio de los que habitan la Ciudad. Si Dios tuvo que maldecir al hombre en el paraíso por su desobediencia, aquí no habrá ninguna maldición (22:3). Si el árbol en la Ciudad Santa es de vida, lo es por el árbol de la cruz, donde el Cordero se inmoló. A la presencia de Dios debe corresponder un culto adecuado. ¡Dios ha cumplido su promesa! ¡Lo antiguo pasó! (21:4).  

Marcos 13:23 Estén alerta, ya se lo he advertido todo.